16.6 C
San Jorge
miércoles, junio 19, 2024
spot_img
HomeSin categoríaEl diputado Roberto Mirabella solicitó un informe sobre el estado de situación...

El diputado Roberto Mirabella solicitó un informe sobre el estado de situación del Impuesto a los Combustibles Líquidos y al CO2

El legislador por Santa Fe cuestionó al Ejecutivo nacional por el aumento del combustible: “Federales para recaudar impuestos y Unitarios para distribuir”

El diputado nacional por Santa Fe, Roberto Mirabella, solicitó al Poder Ejecutivo Nacional un informe sobre el estado de situación del Impuesto sobre los Combustibles Líquidos y al Dióxido de Carbono (CO2) frente a la suba del combustible que decretó el gobierno para este sábado.

El gobierno nacional estableció una suba del precio entre 1% y 1,5% de la nafta y el gasoil por modificaciones en los tributos. Inclusive, el aumento podría ser superior por la devaluación mensual del 2% del dólar.

Frente a este escenario Mirabella aseguró: “Es fundamental tener conocimiento sobre lo recaudado del impuesto a los combustibles líquidos y del impuesto al dióxido de carbono, así poder conocer el destino de esos fondos recaudados, para analizar y mostrar que porcentaje del mismo ha sido coparticipado a la provincia de Santa Fe, o destinados a obras o programas”

El diputado por la provincia de Santa Fe enfatizo “336.900 millones de pesos se recaudaron por impuestos a los combustibles líquidos y dióxido de carbono (Ley N° 23966) en lo que va del año 2024. Solo 4.700 millones volvieron para Santa Fe, pero la provincia aportó 29.700 millones en estos impuestos”.

Enfatizó que “una parte de lo recaudado (5%) va para subsidiar al transporte público. Pero el 98% de esos subsidios hoy va para el Amba/Capital Federal y el 2% para el resto de las provincias argentinas” y remarcó “El gobierno nacional sigue a rajatabla la consigna: Muy Federales para cobrar impuestos y muy Unitarios para repartirlos‘”.

Pedido de informe

El legislador expresó: “Debemos considerar que, en materia de Impuesto al Carbono, y por tratarse de un tributo para el cual existen disposiciones explícitas sobre el destino y la distribución de los recursos recaudados”. Por lo tanto solicito al gobierno un informe con los siguientes puntos:

  1. Informe sobre plan de acción para contribuir con la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, de modo que la aplicación del gravamen al dióxido de carbono no persiga únicamente fines fiscalistas.
  2. Informe la contribución del mismo a la lucha contra el cambio climático, y al cumplimiento de los acuerdos internacionales suscritos por la Argentina en esta área NDC Acuerdo de París, a los fines de contabilizar los efectos del impuesto sobre las emisiones.
  3. Informe cual es la planificación del Poder Ejecutivo sobre el uso del Impuesto al Carbono para el presente período de gobierno.

Mencionó además que “en nuestro país, a partir de la Ley N° 27430/2017 se modificó la Ley N° 23966 y se incorporó el impuesto al dióxido de carbono, como parte de un paquete de medidas para facilitar el ingreso a la Organización de Cooperación para el Desarrollo Económico (Ocde). A partir de ello, se simplificó la carga impositiva sobre los combustibles, quedando gravados por únicamente dos impuestos: uno que recae sobre los combustibles líquidos y otro sobre el dióxido de carbono equivalente contenido en el mismo”.

Recalcó que “se establece que lo producido por el impuesto al dióxido de carbono se distribuye de conformidad al régimen establecido en la Ley N° 23548 de Coparticipación Federal”

Además explicó “El impuesto al carbono en el mundo es una herramienta de política pública que busca desincentivar la emisión de gases de efecto invernadero (GEI), mediante la aplicación de un costo a la tonelada emitida de CO2e (dióxido de carbono equivalente). Su recaudación permite adicionalmente generar actividades de mitigación o adaptación al cambio climático. En Argentina, su correcta utilización podría por ejemplo generar actividades económicas bajas en carbono para lograr mayor trazabilidad y competitividad en mercados internacionales, contribuyendo a la lucha contra el cambio climático y a las economías regionales”.

Por último, Mirabella destacó: “Podríamos usar todo lo recaudado por impuesto al carbono y bajar el precio en toda la argentina del transporte público. Sin embargo, eliminaron los subsidios al interior, se los dejaron a buenos aires y con el resto de nuestra plata cumplen cuestiones fiscalistas”.

Como conclusión dijo que “una de las banderas de la lucha contra el cambio climático en el mundo es fomentar el transporte público, dado que emite poco carbono y gases de combustión por pasajero en comparación con moverse en auto o motos. Pero claro, algunos dicen que el cambio climático no existe”.

NOTAS RELACIONADAS
spot_img

MAS VISTAS

Secured By miniOrange