20.7 C
San Jorge
jueves, abril 18, 2024
spot_img
HomeRegionalesEl TrébolLa cruz de la parroquia de El Trébol volvió a lo más...

La cruz de la parroquia de El Trébol volvió a lo más alto

El párroco de El Trébol manifestó su alegría cuando el 14 de septiembre la cruz recuperó el lugar del que se había caído por una tormenta el 16 de enero de 2022

Por Marcelo Castaños

La ciudad de El Trébol, en el departamento San Martín, está de reestreno. La parroquia San Lorenzo Mártir tiene nuevamente su cruz, que se había precipitado al suelo el 16 de enero de 2022 producto de una tormenta. Después de más de un año de trabajo, el símbolo fue reconstruido y ya luce a lo alto de la cúpula del templo. “Gracias a Dios ya está en su lugar. Se ve bella, preciosa, reluciente y cuando la iluminemos, quedará mejor aún”, señaló con enorme felicidad el padre Claudio Bianculli, cura párroco de la iglesia. “Esto debe ser un ejemplo de que en cada caída nos podemos volver a poner de pie”, sentenció.

La cruz, de nueve metros de alto y grandes ornamentos, había sido colocada originalmente el 29 de agosto de 1932, pocos días después de que fuera bendecida por el entonces vicario capitular de Santa Fe, Natalio Bértolo, el 12 de ese mes. Había sido fabricada por los establecimientos metalúrgicos Chaina & CIA, de Rosario. Duró casi 90 años, pero estaba deteriorada. “Ya habíamos llamado a algunas empresas cuando vimos que tenía fallas, pero no llegamos a tiempo”, comentó Bianculli.

Es que aquel domingo 16 de enero del año pasado un fuerte temporal, al que algunos definieron como una cola de tornado, se abatió sobre la región. Las ciudades más castigadas fueron justamente San Lorenzo y El Trébol. En no más de una hora cayó una cantidad de lluvia que osciló entre los 75 y 120 milímetros, lo que provocó anegamientos en algunas de las zonas alcanzadas.

Quienes se despertaron la mañana del lunes siguiente se encontraron con varias calles interrumpidas para el paso vehicular debido a la presencia de árboles, ramas, postes y cables caídos. En toda la región volaron techos, cayeron árboles, postes y cartelería. El intenso viento proveniente del oeste alcanzó los 100 kilómetros por hora y arremetió con fuerza pasadas las 21 del domingo y casi no hubo preaviso porque el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitió una alerta de corto plazo a las 20.53. Fue entonces cuando la cruz de la San Lorenzo Mártir cayó al suelo desde más de 40 metros de altura.

La reconstrucción

A partir de allí empezó el enorme trabajo de reconstruirla. “La restauración fue una labor conjunta de la comunidad. Trabajaron para eso tres talleres de la localidad, con lo que se pudo rescatar de la original, que quedó muy deteriorada, y con piezas que se trajeron de otros lugares. Hubo mucha gente que trabajó en la reconstrucción de las distintas piezas, gente que incluso no se dedica específicamente a eso, y lo hizo con mucho amor”, narró el párroco en una charla con este diario.

La nueva imagen, cuyo peso quedó en los 650 kilogramos (la cruz original era mucho más pesada), estuvo terminada el 10 de agosto pasado, para el Santo Patrono de la ciudad, y fue bendecida por el arzobispo de Santa Fe, monseñor Sergio Fenoy. Pero faltaba retornarla a su lugar. La cúpula, de 41 metros de altura, estaba huérfana y reclamaba su parte final.

El día elegido para el emplazamiento fue el 14 de septiembre, Día de la Exaltación de la Cruz. En esa jornada, los vecinos de El Trébol se acercaron a la plaza San Martín para aplaudir el retorno del símbolo a su lugar original. “Creo que tiene que ser una metáfora de la vida. Un ejemplo de resiliencia. Que en cada caída podamos volver a ponernos de pie. La palabra de hoy, con la exaltación de la Santa Cruz, dice, «cuando yo sea levantada en alto, atraeré a todos hacia mí» y fue lo que sucedió en la ciudad”, dijo entonces Bianculli.

Tres operarios (Miguel Martín, Roberto Farías y Omar Martín) trabajaron a 41 metros de altura para volver a abulonar la estructura, hecha de bronce, hierro y acero inoxidable, con un caño interno nuevo. Lo que se ve desde afuera mide nueve metros, pero tiene una parte más que se oculta dentro de la cúpula.

El padre Claudio, como conocen todos al párroco, está en la San Lorenzo Mártir desde hace cuatro año y nueve meses. “No imaginaba que iba a pasar algo así, sabíamos que tenía algunos movimientos, llamamos a empresas, pero esa tormenta nos tomó por sorpresa. Por eso, volver a instalar la cruz fue algo muy sentido, se vivió con mucha emoción”, reconoció.

NOTAS RELACIONADAS
spot_img

MAS VISTAS

Secured By miniOrange