13.5 C
San Jorge
miércoles, abril 24, 2024
spot_img
HomeSaludAmamantar y trabajar ¿Mundos incompatibles?

Amamantar y trabajar ¿Mundos incompatibles?

Por Lic. Eva Osella, nutricionista y puericultora. M.P. 121

La Semana Mundial de la Lactancia Materna se celebra la primera semana de agosto de cada año. El tema de este año se centra en sostener la lactancia cuando la mujer-madre se reinserta en el mundo laboral, brindando una oportunidad estratégica para defender los derechos esenciales tanto de las madres como, sobre todo, de los lactantes. La ecuación es simple: lograr que la lactancia materna en el trabajo funcione hace que las sociedades también funcionen.

La lactancia materna aporta beneficios vitales para la salud y la nutrición de los niños, con repercusiones positivas a lo largo de toda su vida, lo que contribuye a la salud de la población en general. Las mujeres no deberían tener que elegir entre amamantar a sus hijos o trabajar. El apoyo a la lactancia materna es posible independientemente del lugar de trabajo, el sector o el tipo de contrato.

Los innumerables beneficios de la lactancia materna para el bebé y su mamá no deberían ser un privilegio, sino que se constituyen como un derecho respaldado por la ley 20744 de Contrato de Trabajo. Esta normativa en su artículo 17 expresa: “Toda trabajadora madre de lactante podrá disponer de dos descansos de media hora para amamantar a su hijo en el transcurso de la jornada de trabajo, y por un período no superior a un año posterior a la fecha del nacimiento, salvo que por razones médicas sea necesario que la madre amamante a su hijo por un lapso más prolongado”.

Cuando la madre vuelve al trabajo existen distintas opciones para seguir con la lactancia materna. Una de ellas es la introducción de las comidas complementarias -si es que la edad lo permite, el niño debe tener 6 meses- y hacerlas coincidir con las horas en las que la madre esté trabajando. El resto del tiempo se puede continuar perfectamente con la lactancia materna.

Hay madres que tienen la posibilidad de que lleven al bebé al trabajo para darle el pecho o bien salir unos minutos y dirigirse donde se encuentre su hijo o hija a la hora de lactancia. Los niños y las niñas mayores de tres meses maman con mucha rapidez por lo que en la hora o las dos medias horas de permiso pueden ser suficientes para darles de mamar. Si esto no es así, existe la posibilidad de extraer la leche y dársela al bebé cuando no su madre no está.

La importancia de dar la teta

La leche materna es el mejor y único alimento que una madre puede ofrecer a su hijo o hija tan pronto nace, porque proporciona los nutrientes necesarios para lograr un crecimiento y desarrollo adecuado, es decir, contiene todos los nutrientes perfectos en calidad y cantidad que son de fácil digestión y absorción, porque son específicos para la especie humana.

Además, la leche materna contiene anticuerpos que protegen contra las infecciones. Pero además de los componentes nutricionales e inmunológicos, la lactancia materna establece el vínculo madre-hijo/a configurando una experiencia especial, singular e intensa.

La especialista, Lic. Eva Osella

También protege la salud mental de la madre, aporta a la economía del hogar y a la protección del medio ambiente, por cuanto no se invierte dinero en la compra de leches artificiales infantiles, biberones, combustible y tiempo para la preparación.

Otro aporte es que, en términos de gastos estatales, se reducen los gastos en salud por hospitalización y compra de medicamentos porque los bebés se enferman menos. La leche materna no requiere de grandes industrias que generan desechos y contaminan el ambiente, por eso la lactancia materna protege el planeta.

Preguntas frecuentes

Una de las consultas frecuentes que las familias realizan a pediatras, nutricionistas y puericultoras se relaciona con la duración de la lactancia materna. Según la Organización Mundial de la Salud, se recomienda un mínimo de dos años de lactancia continua. Así, durante los primeros seis meses la lactancia es exclusiva y luego van incorporando la alimentación complementaria que, como bien se denomina, complementa a la lactancia.

Otra pregunta reside en el tiempo que deben durar las tomas por pecho. Es importante que el bebé mame todo el tiempo que quiera del mismo pecho -libre demanda-. Él será quien decida cuándo ha terminado con uno, porque se apartará cuando esté saciado. Si sigue con hambre, se debe volver a ofrecer el mismo pecho y, si no lo quiere, entonces continuar con el otro.

Es muy común que durante los primeros días el bebé mame de un solo pecho y se quede dormido. Por lo tanto, la mamá debe extraerse leche del pecho que el bebé no tomó, ya que es la única manera de aumentar la producción de leche materna. Los senos producen leche en respuesta a la succión del bebé o a la extracción con un sacaleches. Cuanto más se amamante al bebé o más leche se extraiga la madre, más leche producirá.

Con respecto a las preguntas que giran en torno a la saciedad del bebé, se sabe que el bebé está recibiendo suficiente cantidad de leche si moja adecuadamente los pañales, o si se puede oír cuando traga la leche, o si está tranquilo y relajado después de comer y suelta el pecho espontáneamente al finalizar la toma. Otro factor es si aumenta de peso o el pecho está más blando después de alimentar al niño. Un bebé que no está lleno es inquieto y llora todo el tiempo.

Respecto a la extracción y duración de la leche fuera del pecho, se puede guardar en un recipiente de vidrio apto para alimentos, limpio y con tapa, o en un recipiente de plástico duro que no esté fabricado con la sustancia química bisfenol A -BPA-. También se pueden usar bolsas de plástico especialmente diseñadas para el almacenamiento de leche.

Se recomienda utilizar etiquetas y tinta a prueba de agua para escribir en cada recipiente la fecha en que se extrajo la leche materna. A temperatura ambiente dura como máximo cuatro horas, en la heladera 24 y en el freezer seis meses.

La última pregunta frecuente radica en qué tipo de medicaciones se pueden tomar durante la lactancia. La mayoría de los medicamentos son seguros para tomar durante la lactancia. Lo aconsejable es que la mujer que da la teta consulte a su médico. Además, puede chequear si puede o no ser perjudicial para la salud de su bebé ingresando a la página www.e-lactancia.org.

Los equipos de trabajo

Una parte importante para el sostenimiento de la lactancia es la actitud y el posicionamiento que adopten quienes comparten el ámbito laboral con la persona en periodo de lactancia.

Para que una persona pueda sostener la lactancia en la vuelta al trabajo, el entorno laboral debe acompañar, promover y respetar este proceso. En ese sentido, brindar información, generar encuentros de reflexión e intercambio, flexibilizar las condiciones de trabajo y poner a disposición Espacios amigos de la lactancia con criterios de accesibilidad, comodidad e intimidad para hacer posibles las extracciones de leche en el ámbito laboral, producen un impacto favorable en la experiencia de lactancia y su conciliación con el trabajo.

NOTAS RELACIONADAS
spot_img

MAS VISTAS

Secured By miniOrange