13.2 C
San Jorge
martes, mayo 28, 2024
spot_img
HomeProvincialesSon 36 las muertes por dengue en la provincia de Santa Fe...

Son 36 las muertes por dengue en la provincia de Santa Fe y más de 60 mil los casos registrados

El gobierno provincial confirmó que hubo dos nuevos fallecimientos pero que el número de infectados sigue descendiendo

Los casos de dengue continúan bajando en Santa Fe. El gobierno provincial confirmó que, desde el inicio de este brote, ya se registraron 36 fallecimientos y el total de casos supera los 60 mil.

Las medidas de prevención y el descenso de las temperaturas propias de esta etapa del año inciden en la baja de casos, explicó este viernes la secretaria de Salud provincial, Andrea Uboldi, al actualizar el informe epidemiológico. Aún en este escenario, insistió en la importancia de la consulta oportuna “porque eso generó la posibilidad de un trabajo exitoso en los procesos de atención durante este brote”, precisó.

En cuanto a los casos fatales, en esta semana epidemiológica se confirmó el fallecimiento de dos personas: un hombre de 81 años del departamento Rosario y una mujer de 74 años, del departamento San Martín, ambos con comorbilidades.

De esta manera, ya son 36 las personas que fallecieron desde el comienzo de este año por complicaciones relacionadas a dengue. La funcionaria precisó que, del total de pacientes muertos, “23 tenían comorbilidades y 10 de ellos más de un factor de comorbilidad”. Y agregó que “el perfil de afectación es el adulto joven, que es el que más circula y el que quizás adhiere menos a las medidas de control”.

En cuanto a los serotipos circulantes, se detectaron principalmente DEN 1 y DEN 2, y en una sola persona con antecedentes de viaje se detectó DEN 3. Tanto en los casos fatales como en aquellos que presentaron complicaciones predominó el serotipo 2.

La distribución de los casos confirmados por departamento se da en los siguientes porcentajes: el 49% en el Departamento Rosario, 10% La Capital, 9% Castellanos, 5% Las Colonias y San Cristóbal respectivamente, entre los más afectados.

Mantener los cuidados

En este contexto, la secretaria de Salud insistió en la recomendación de realizar la consulta oportuna ante la aparición de fiebre alta: “De acuerdo a cómo se sienta la persona, consultar en un centro de salud o consultorio privado y concurrir a la guardia para situaciones de alerta”.

También continuar con “el uso de repelentes y evitar la acumulación de agua en objetos en desuso en los domicilios; y empezar a cuidarse del frío, acompañado del lavado de manos, no toser o estornudar cerca de otras personas, ventilar los ambientes una vez al día cuando hay sol para disminuir el riesgo de enfermedades respiratorias”.

La cantidad total de casos se continúa actualizando con la carga de información que corresponde a la semana 18, así como también de semanas previas, por lo que el número absoluto se incrementa, pero se observa una disminución en la curva de los casos de las últimas semanas.

En función de este descenso, anticipó Uboldi que “en los próximos días vamos a tener que desandar el camino de la confirmación por nexo epidemiológico para volver a realizar la confirmación solo por laboratorio porque comienzan a circular otras patologías como gripe, el virus sincicial respiratorio y covid, y es necesaria la confirmación de qué entidad tiene cada persona”.

Asimismo destacó el trabajo de actualización en la carga y análisis de los datos, “considerando la posibilidad de la incorporación de la vacuna, porque con esa información vamos a determinar la incidencia de casos en cada departamento, desde el año 2009 hasta la fecha”.

Qué es el dengue y cómo se transmite

El dengue es una enfermedad viral transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti. Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma de dengue y luego pica a otras personas les transmite esta enfermedad.

El contagio solo se produce por la picadura de los mosquitos infectados, nunca de una persona a otra, ni a través de objetos o de la leche materna. Sin embargo, aunque es poco común, las mujeres embarazadas pueden contagiar a sus bebés durante el embarazo.

El mosquito Aedes aegypti

El Aedes aegypti, mosquito transmisor del dengue, comienza a mostrar resistencias a insecticidas ante el mal uso de las fumigaciones.

El Aedes aegypti, mosquito transmisor del dengue, comienza a mostrar resistencias a insecticidas ante el mal uso de las fumigaciones.

El mosquito que transmite el dengue es el Aedes aegypti, insecto que tiene distintas etapas de desarrollo: los huevos, las larvas, las pupas (etapas que transcurren en el agua) y los mosquitos adultos (cuando ya pueden volar).

Es importante destacar que este mosquito no se cría en charcos, zanjas, lagos, lagunas o ríos. En esos lugares pueden ser criaderos de otras especies de mosquitos que no transmiten estas enfermedades. El mosquito del dengue se cría en lugares sombríos y húmedos. Los sitios oscuros aseguran que el agua de los recipientes no sobrepase ciertas temperaturas que serían letales para los huevos, larvas y pupas. Cuando son adultos requieren de humedad para sobrevivir mayor tiempo, así los pastos altos son un ambiente ideal que ofrece alimento y refugio del Aedes aegypti. Cualquier recipiente capaz de acumular agua puede convertirse en un criadero.

Síntomas de dengue

El principal síntoma del dengue es la fiebre acompañada de uno o más de los siguientes síntomas: Dolor detrás de los ojos, de cabeza, muscular y de articulaciones; náuseas y vómitos; cansancio intenso; aparición de manchas en la piel; picazón y/o sangrado de nariz y encías.

Expertos advierten la importancia de no automedicarse ya que hay algunas drogas que pueden complicar los cuadros. Piden que, ante la presencia de estos síntomas, se acuda al centro de salud de inmediato para recibir el tratamiento adecuado.

Impacto del dengue según la edad

Teniendo en cuenta la edad de las personas con diagnóstico confirmado, los adultos jóvenes, entre 20 y 40 años, son los más afectados de acuerdo a la curva en la provincia de Santa Fe y a nivel nacional, aseguran las autoridades.

Con respecto a la población pediátrica, los que más síntomas presentan y consultan más frecuentemente a las guardias, es el perfil de adolescentes.

En niñas y niños pequeños, se repiten cuadros de dos o tres días de fiebre, acompañados de vómitos y diarrea, por lo que en este grupo es importante lograr la hidratación a través de la teta, si son lactantes, y controlar que el pañal se moje. En el caso de los más grandes, ofrecer líquidos con frecuencia, verificar el color, las características y la frecuencia con que orinan.

En adultos mayores, que suelen presentar problemas de salud previos, la consulta temprana se vuelve fundamental para evitar complicaciones.

Cómo prevenir el dengue

Como ya se viene repitiendo desde los distintos estamentos de salud provinciales o municipales, la población debe tomar medidas para evitar la proliferación del mosquito Aedes aegypti, el principal vector de la enfermedad. Si bien se realizan fumigaciones, esto no es suficiente para eliminar el mosquito

En el interior de casa, mantener los ambientes limpios, ordenados y libres de mosquitos utilizando espirales, pastillas o insecticidas o sahumar con plantas secas encendidas (como romero, eucalipto, alcanfor o menta).

Además, hay que colocar telas metálicas o tejidos mosquiteros en puertas y ventanas, y utilizar repelentes comerciales (de extra duración dada la menor frecuencia en que deben aplicarse), biorrepelentes o repelentes caseros (se pueden utilizar siempre y cuando no haya un brote epidémico).

Además, es conveniente revisar elementos que acumulen agua, como por ejemplos floreros (en este caso, se puede cambiar el agua por arena húmeda) y reutilizar, reciclar o reducir residuos sólidos que puedan convertirse en criaderos de mosquitos (por ejemplo: envases de alimentos y bebidas no retornables, entre otros).

En los espacios exteriores, como patios o jardines, se recomienda vaciar baldes y latas para que no se acumule agua, tapar las botellas con o sin agua, poner bajo techo las cubiertas de neumáticos, mantener tapados los tanques de agua, limpiar diariamente los bebederos de animales (vaciarlos, cepillarlos y volverlos a llenar).

También se recomienda mantener el césped cortado y las plantas podadas, usar de repelente corporal y espirales, así como vestimenta clara al momento de realizar actividades recreativas o deportivas en espacios verdes.

NOTAS RELACIONADAS
spot_img

MAS VISTAS

Secured By miniOrange