20.7 C
San Jorge
jueves, abril 18, 2024
spot_img
HomeSaludHepatitis: ampliar el diagnóstico y salvar vidas

Hepatitis: ampliar el diagnóstico y salvar vidas

Por Dr. Emiliano Salvatierra, gastroenterólogo, M.P. 6711

El 28 de julio se conmemora en todo el mundo el Día Mundial contra la Hepatitis, cuyo objetivo es fomentar la sensibilización y la comprensión de las hepatitis virales. Esta fecha de conmemoración se fijó en honor al descubridor del virus de la hepatitis B, Profesor Baruch Samuel Blumberg, quien nació el 28 de julio de 1925 y fue galardonado con el Premio Nobel de Medicina en el año 1976.

También se considera un día que nos da la oportunidad para intensificar nuestros esfuerzos como profesionales de la salud y aumentar el acceso al diagnóstico y tratamiento de las hepatitis virales, para lograr su eliminación.

Las hepatitis virales se consideran una “epidemia silenciosa” dado que la mayoría de las personas desconocen estar infectadas y, a lo largo de décadas, desarrollan lentamente la enfermedad hepática. Por este motivo, es fundamental tomar conciencia de la importancia de realizarse un test de diagnóstico y vacunarse a tiempo, evitando así daños irreparables en el hígado.

Definiendo

Hepatitis significa inflamación del hígado. En la mayoría de los casos, la hepatitis es provocada por un virus. Existen cinco tipos de virus -A, B, C, D y E-, siendo los virus de hepatitis A, B y C la causa más frecuente de hepatitis virales. Todos ellos pueden producir hepatitis aguda. Sólo tres -B, C y D- pueden evolucionar a hepatitis crónica y sus consecuencias son la cirrosis y el carcinoma hepatocelular, mejor conocido como cáncer de hígado.

El test para las hepatitis A, B y C permite iniciar un tratamiento oportuno y evitar la transmisión. Las hepatitis A y B son prevenibles con vacunas, mientras que los tratamientos para la hepatitis B crónica y para curar la hepatitis C, son seguros y altamente efectivos.

Síntoma y detección

Los síntomas pueden variar desde ninguno -asintomáticos- hasta tener fiebre, cansancio, dolor abdominal, vómitos y piel amarillenta -llamado ictericia-. La hepatitis viral a largo plazo puede provocar cirrosis, insuficiencia hepática o cáncer del hígado.

La única forma de detectar las hepatitis virales es mediante análisis de sangre específicos. Solo se necesita una simple extracción de sangre. Podes hacerte el test de hepatitis en forma gratuita en hospitales públicos o centros de salud del país.

La hepatitis A y E son causadas, generalmente, por la ingestión de agua o alimentos contaminados. La hepatitis B, C y D, se producen normalmente por el contacto con fluidos corporales infectados.

Las formas más comunes de transmisión de estos últimos virus son la transfusión de sangre o productos sanguíneos contaminados, los procedimientos médicos invasivos en los que se usa equipo contaminado, las relaciones sexuales sin métodos antionceptivos de barrera -preservativo- y, en el caso de la hepatitis B, la transmisión de la madre al bebé en el parto.

El especialista, Dr. Emiliano Salvatierra, gastroenterólogo

Con respecto al VHC -infección crónica-, es importante remarcar que las personas que recibieron transfusiones antes del año 1994 también pudieron haber estado expuestas al virus, ya que se desconocía en ese momento.

Prevención

Las hepatitis A y B pueden prevenirse gracias a la existencia de vacunas, que se encuentran incorporadas al Calendario Nacional de Vacunación. La hepatitis C no cuenta con una vacuna por el momento. Por eso es importante en los casos en que exista riesgo de infección, realizar los test sanguíneos correspondientes para detectarla y comenzar tratamiento.

Para finalizar, es importante destacar que dichas infecciones virales son prevenibles y curables. Prevenibles, a través de la vacunación, y curables, ya que existen tratamientos para aquellas que pueden evolucionar a una infección crónica.

Para todo ello es de suma importancia que toda la comunidad, tanto la médica como la población general, recuerde solicitar los testeos, y realizar los refuerzos de vacunación correspondientes. De esta manera lograr el objetivo al año 2023 subrayado por la Organización Mundial de la Salud de la necesidad de ampliar el acceso al diagnóstico y tratamiento y unirse para eliminar la hepatitis viral para el año 2030.

NOTAS RELACIONADAS
spot_img

MAS VISTAS

Secured By miniOrange