21 C
San Jorge
lunes, abril 22, 2024
spot_img
HomeSaludDía Nacional del Bioquímico

Día Nacional del Bioquímico

Todos los años, desde 1961, el día 15 de junio celebramos el Día del Bioquímico en conmemoración al nacimiento del Doctor Juan A. Sanchez

Por Pedro Fernando Aguilera, bioquímico

Trazaremos una semblanza de quién nos diera el nombre honorable al título de Bioquímicos. Nacido en Buenos Aires en 1871, estudió en el Colegio Nacional y luego en la Escuela de Farmacia de la Facultad de Ciencias Médicas de la UBA, donde obtuvo el título de farmacéutico en 1896.

Sus primeras armas como farmacéutico las desarrolló adquiriendo una pequeña farmacia en la Capital, que luego debió trasladar a Villa Ortúzar, un barrio muy humilde donde realizó sus propias recetas acompañado de su esposa Celestina Boterlini, con quién tuvo tres hijos.

Luego de vender su farmacia, decidió en 1905 cursar el doctorado en química en la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la UBA.  Esa determinación se debió a las dificultades que se le presentaron en el laboratorio, pues siendo simplemente farmacéutico debió dilucidar problemas analíticos más o menos complejos frente a los doctores en química y a los señores médicos. Todo ello en aras de un mejor diagnóstico y tratamiento de las distintas patologías que se iban presentando.

Paralelo a ello, en los albores del siglo XX, la influencia de la universidad se extendía en distintos ámbitos y la reforma universitaria de 1918 calaría hondo en el pensamiento de nuestro ilustre Dr. Sanchez. Esta gesta bregaba por la renovación de las estructuras y objetivos de las universidades, la implementación de nuevas metodologías de estudios y enseñanza, el razonamiento científico frente al dogmatismo, la libre expresión del pensamiento, el compromiso con la realidad social y la participación del claustro estudiantil en el gobierno universitario. En este clima, se propició el surgimiento de nuestra carrera profesional.

Juan Antonio Sanchez -que por entonces era entonces consejero por la Escuela de Farmacia de la Facultad de Ciencias Médicas de la UBA- interpretó que era imperioso darle otra impronta a la formación profesional de los farmacéuticos, quienes habían tomado conciencia de los avances científicos y el especial surgimiento de la química biológica. Fueron ellos los primeros en reconocer que su titulación no les resultaba suficiente para abordar esa nueva disciplina y esa especialidad.

Así, nuestro protagonista presentó el día 3 de noviembre de 1919 su proyecto de plan de estudios para la carrera de Doctorado en Bioquímica y Farmacia, como un perfeccionamiento de la carrera de farmacia.

Consecuentemente, el 28 de noviembre de ese mismo año, en una sesión del Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Buenos Aires, se aprobó el proyecto y nació una nueva profesión: la bioquímica. Tuvo inmediata aceptación en otras universidades de la Argentina y América Latina, aunque en otros países del mundo se considera a la bioquímica como una especialidad dentro de la profesión médica.

Su actividad es fundamental en la prevención, el diagnóstico, el pronóstico y el tratamiento de las enfermedades, pero también en la dirección técnica de laboratorios de análisis clínicos, bromatológicos, toxicológicos, de química forense y legal, de bancos de sangre, genética, biología molecular, de análisis ambientales y de elaboración y control de reactivos de diagnóstico, productos y materiales biomédicos.  

Suele sostenerse en el campo médico actual que al menos un 70% de los diagnósticos están basados en algún estudio de laboratorio. Y resulta ya impensable imaginar un equipo de atención de la salud sin la presencia del bioquímico.

“Hoy el Doctorado está perfectamente cimentado y todo depende de vosotros, que debéis dignificarlo con las luces de la sabiduría y justificarlo especializándonos en cualquiera de sus ramas… Asociaos a este voto que van a pronunciar mis labios: No abandonéis la escuela, haced como si el lapso de estudiantes no hubiese trascurrido, pensad que vuestra nueva carrera abarca ciencias eminentemente experimentales, meditad en que solo se hace ciencia en el laboratorio y con el libro. El más insignificante de los problemas exige para su completa dilucidación, una incógnita de tiempo y de esfuerzo, se sabe cuándo se comienza no cuándo se termina un trabajo científico”.

Juan Antonio Sánchez

Así habló Juan Antonio Sánchez en 1923, en el agasajo que brindaron sus amigos, colegas y ex discípulos por su brillante actuación en el Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Médicas, en pro del Doctorado en Bioquímica y Farmacia.

La entrega por parte del laboratorista que manifestara el Dr. Juan A. Sanchez hace 100 años es la que cotidianamente ejerce el bioquímico en su lugar de trabajo hoy: al lado de su microscopio y su instrumental, al lado del médico que necesita de él para su diagnóstico, pero fundamentalmente, al lado del paciente. Siempre al lado del paciente.

Pedro Fernando Aguilera nació en El Trébol el 18 de agosto de 1952. Egresó de la Facultad de Bioquímica de la UNR en el año 1976 y desde allí, con entrega y pasión, tuvo una activa participación en la vida de su comunidad. Fue fundador del Laboratorio Bioquímico Aguilera, que funciona desde 1976 y actualmente anexó estudios anatomopatológicos y bacteriológicos y trabajó durante 37 años en el hospital local, ejerciendo la jefatura del Laboratorio de Análisis y la dirección del Banco de Sangre de la institución.También participó en la Comisión Directiva del Club Atlético Trebolsense, como consejero en la Cooperativa de Provisión de Agua Potable, Concejal Municipal en dos períodos alternados y como colaborador del Club Dadores de Sangre El Trébol. En su día, la Asociación Médica del Departamento San Martín lo homenajea por su incansable labor.
NOTAS RELACIONADAS
spot_img

MAS VISTAS

Secured By miniOrange