4.9 C
San Jorge
sábado, julio 13, 2024
spot_img
HomeOpiniónLa derecha

La derecha

Por Rubén Eduardo “Kelo” Moreno

Por qué se les llama izquierda y derecha a las dos principales tendencias políticas que rigen el mundo (y qué tuvieron que ver con ello unas sillas) Era 28 de agosto de 1789 y en la Asamblea Constituyente de Francia se hacía la pregunta más revolucionaria de la época: ¿Cuánto poder debe tener el rey? Pero los franceses se enfrascaron en su Revolución, el proceso que puso fin al poder absoluto de la monarquía y de la Iglesia, cuestionado por los burgueses que emergieron como nueva fuerza política.

De un lado, en las sillas ubicadas a la derecha del presidente del organismo, se sentó el grupo más conservador. Del otro lado, en las sillas de la izquierda, se comenzaron a reunir los revolucionarios que tenían una visión opuesta.

Eran los más progresistas de la sala, los que pedían un cambio de orden radical. Y así inició una transformación social y económica que tuvo un profundo impacto en el orden político y cuya influencia llegó hasta hoy, no solamente en Francia sino en el mundo.

De ese convulso periodo surgieron, además de conceptos como los “derechos del hombre” y “nación”, los nombres de las dos principales tendencias políticas que han regido el mundo desde entonces: la izquierda y la derecha.

¿De qué hablamos cuando decimos se viene la derecha como modelo o proyecto político?, hay una parte discursiva donde se trata de generar miedo para garantizar las malas acciones de un Gobierno como único camino a seguir que ya conocemos como terminan.

Si hacemos un ejercicio de memoria podemos recordar frases para no modificar nada en lo económico: en 1983 nosotros o la dictadura, los 90 nosotros o el abismo, siguieron con aquello de  debemos terminar con el pasado, hoy nos dejaron un desastre o lo componemos nosotros o  quieren más de lo que vivimos.

Desde la llegada de la democracia  pasaron 39 años, con políticas acordes a las necesidades económicas del poder, hasta hoy. Hubo devaluaciones y sobrevaluaciones, cuyos funcionamientos  garantizan las necesidades de los sectores populares. La finalidad de estos proyectos,  siempre fueron los mismos, los gráficos de la desigualdad  dicen claramente sobre el crecimiento indiscriminado de los más vulnerables.

Estos sectores depositaron confianza y obediencia  a los distintos gobiernos para el cuidado y garantía de sus derechos,  básicamente su funcionamiento, .como respuesta obtuvieron despilfarros e impunidades.

Hoy, estos sectores aparecen como culpables de los males profundos que siguen golpeando la puerta de muchos argentinos  ,acompañado por una sociedad que solo tiene una mirada acorde a los que mandan,  siguen siendo los  que vulneraron con sus prácticas todas las conquistas populares, llenando de frustraciones  a estos sectores mayoritarios , lejos de devolverles derechos, solo se escucha decir: encarcelar, lastimar, matar, humillar, esta construcción del desprecio, descalificándolos con palabras irrepetibles desde una mirada selectiva y distorsionada.

Tendríamos que profundizar la mirada  y analizar cuál es el contexto social y las causas de los hechos para preguntarnos  ¿Por qué?  Hoy la política se dirime desde los slogan y lo mediático basado en el simplismo que nada soluciona, todo lo contrario, se profundizan y agravan los problemas. Lo que sale en los medios se habla hasta que la noticia entre en el olvido, la política como buenas crónicas alejada de la realidad o se buscan opiniones encontradas desviando palabras, encasillando al que opina desde otra mirada, nunca entenderemos de que se trata la libertad, mientras que la realidad de los vulnerables, es tomada  como otro paisaje  natural, alejado de la realidad.

La inclusión social se toma  livianamente con una ayuda social, es un error- está bien recibirla- es ese algo que se tiene y es mucho a la nada, pero debería revertirse para abrir nuevamente las puertas a las posibilidades como distribución real de las riquezas. Las  posibilidades de igualdad serán nulas mientras los proyectos políticos no estén basado en lo humano, seguirán terminando en fracaso, como nos sigue demostrando  la historia.

Se avecinan otros tiempos peligrosos para la salud social, muchos hablan de esperanza, tener esperanzas ayuda, pero tengamos ciertas reservas, por lo que se ve se sigue planteando lo mismo desde la mirada del que más tiene priorizando deudas con organismos internacionales. Hoy vivimos otros tiempos en lo colectivo y los márgenes se achicaron para los futuros   gobernantes que quieran seguir profundizando estas prácticas  cargadas de frustraciones para los más.

Entre una gran mayorías seguiremos construyendo democracia  plena desde lo popular y no desde lo liberal como nos quieren marcar como solución a este único camino que siguen transitando, cuando nos digan se viene la derecha reflexionemos que siempre estuvo,  lo que tiene que hacer es irse para siempre y los gobiernos que se hacen  llamar  populares, cambiar de silla.

NOTAS RELACIONADAS
spot_img

MAS VISTAS

Secured By miniOrange