15.5 C
San Jorge
martes, abril 16, 2024
spot_img
HomeSaludSalud sexual en clave de derechos

Salud sexual en clave de derechos

Por Diego Tenuta, tocoginecólogo

El 4 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Salud Sexual, una iniciativa promovida por la Asociación Mundial para la Salud Sexual (WAS) desde el año 2010. 

La finalidad de esta efeméride es concientizar a la población acerca de la promoción de los derechos sexuales, la diversidad sexual, así como la salud sexual y reproductiva de una manera placentera, sin discriminación o riesgos.

Definiendo

La salud sexual es parte integral de la salud humana. No se trata sólo de la ausencia de enfermedad, sino más bien de una cuestión de bienestar holístico (físico, mental, emocional) que le permite a una persona realizar su potencial y disfrutar la vida.

La salud sexual tiene que ver con cuidarnos a nosotros y nosotras, y con celebrar las capacidades de nuestros cuerpos, incluida la capacidad de sentir y dar placer. Trata sobre relaciones construidas a partir de la confianza y el respeto mutuo, así como sobre la creación de un lugar de seguridad desde el cual podamos expresarnos, explorar el mundo y conectar con las demás personas.

Un derecho

La salud sexual es inseparable del pleno disfrute de los Derechos Humanos, y tiene como base el derecho de toda persona a la autonomía corporal.

En el centro mismo de la salud sexual se encuentra el consentimiento. Toda persona tiene derecho a decidir si quiere, cuándo quiere y con quién quiere tener relaciones sexuales.

Esto forma parte del derecho de todas y todos a tomar decisiones sobre sus propias vidas y cuerpos, incluso si quieren tener hijos y cuándo. Esto significa que cada persona debe tener acceso a todo lo que necesita (incluidos los anticonceptivos y la gama completa de servicios e información de salud sexual y reproductiva) para hacer realidad estos derechos.

El empoderamiento personal y colectivo fortalece y sustenta la salud sexual. Somos más saludables cuando conocemos nuestros cuerpos, cuando aprendemos a cuidarnos y protegernos y cuando podemos acceder fácilmente a servicios y apoyo. Esos servicios y apoyo deben estar disponibles y ser accesibles y asequibles para todas las comunidades.

Diversidad

Con demasiada frecuencia se niega el derecho a la salud sexual, especialmente a las mujeres y niñas, a las personas LGBTQI+, a las personas con discapacidad y a quienes viven en la pobreza o pertenecen a comunidades que enfrentan discriminación.

Se niega el derecho a la salud sexual cuando las relaciones sexuales están envueltas en velos de vergüenza e ignorancia, o cuando se ven mediadas por la coacción, el abuso o la explotación.

Se niega, también, cuando las personas enfrentan el estigma, la discriminación y la violencia, y cuando la atención de la salud sexual y reproductiva está fuera de alcance, como durante las crisis humanitarias o como resultado de la pobreza y las injusticias sistémicas enraizadas en el sexismo, el racismo, la discriminación contra personas discapacitadas, la homofobia y la transfobia.

Toma de conciencia

Esta fecha es una oportunidad para concientizar sobre los derechos sexuales que tienen todas las personas y la importancia de que estos sean respetados, protegidos y ejercidos con plenitud.

Los derechos sexuales contemplados en los derechos humanos son el derecho a la igualdad y a la no-discriminación; el derecho a la vida, libertad y seguridad de las personas; el derecho a la autonomía e integridad del cuerpo; el derecho a una vida libre de tortura, trato o pena crueles, inhumanos o degradantes; el derecho a una vida libre de todas las formas de violencia y de coerción; el derecho a la privacidad; el derecho al grado máximo alcanzable de salud, incluyendo la salud sexual que comprende experiencias sexuales placenteras, satisfactorias y seguras.

Otros derechos se relacionan con gozar de los adelantos científicos y de los beneficios que de ellos resulten, con el acceso a la información, a la educación específicamente a la educación integral de la sexualidad.

También se relaciona con la salud sexual el derecho a contraer, formar o disolver el matrimonio y otras formas similares de relaciones basadas en la equidad y el pleno y libre consentimiento; el derecho a decidir tener hijos, el número y espaciamiento de los mismos, y a tener acceso a la información y los medios para lograrlo.

El derecho a la libertad de pensamiento, opinión y expresión, a la libre asociación y reunión pacíficas se constituyen, por último, como garantías en torno al tema en cuestión. Por eso: hace valor cada uno de estos derechos.

NOTAS RELACIONADAS
spot_img

MAS VISTAS

Secured By miniOrange