21 C
San Jorge
lunes, abril 22, 2024
spot_img
HomeSaludCuidado PersonalAceites esenciales, tipos, propiedades y usos (Parte I)

Aceites esenciales, tipos, propiedades y usos (Parte I)

En el artículo anterior hablé sobre el origen de la aromaterapia y el uso de los aceites esenciales (AE) en esta práctica que ofrece múltiples beneficios para la salud física y mental. Tras repasar los inicios de la aromaterapia desde la antigüedad hasta los estudios científicos que se desarrollaron en torno a esta disciplina, podemos afirmar que sus beneficios se basan en las propiedades terapéuticas de los AE para apoyar la salud tanto emocional como de la piel, los músculos, las articulaciones, el sistema respiratorio, la concentración y la memoria, entre otros.

Es así que, a través de los AE, las personas podemos establecer una forma de comunicación profunda con las plantas y la naturaleza y sentirnos parte de un todo.

Los aceites esenciales son sustancias aromáticas que se encuentran en las plantas y que cumplen diversas funciones como atraer polinizadores, protegerlas de hongos y bacterias o defenderlas del ataque de insectos y animales. En algunos casos, como con la lavanda y la menta, estos aceites se almacenan en su estructura de secreción externa y con solo tocarlas se siente el aroma. En otros, tal como pasa con el eucalipto o el coriandro, se almacenan en sus estructuras internas y para sentir su aroma hace falta romper o machacar hojas o semillas.

Por ese motivo su obtención se realiza con diferentes partes de la planta (semillas, raíces, resinas, hojas, frutos y flores) y mediante diferentes métodos como la destilación, la presión en frío, el enfleurage y la extracción con solventes o dióxido de carbono.

La destilación es el método más popular y con el método de arrastre de vapor, además del AE, se obtiene el hidrolato de la planta que también aporta muchos beneficios.

A pesar de pertenecer a un tipo de terapia natural con un montón de años a sus espaldas, los AE vuelven a estar de moda y se los busca porque pueden actuar a diferentes niveles en nuestro cuerpo consciente e incosciente. Debido a su gran afinidad por atravesar nuestra piel, la absorción de los AE es directa dirigiéndose rápidamente a la zona a tratar. Su uso puede ser desde el tratamiento de un resfriado hasta para relajarnos de nuestro caos diario. Además, presentan funciones antiinfecciosas muy potentes perfectas para tratar problemas internos.

Dependiendo de cómo estén compuestos, podemos hablar de beneficios, neutralidad o incluso perjuicios.

Los AE se pueden administrar por tres vías: Por vía tópica. Es decir, que se absorben a través de la piel. Es la vía preferente en la aromaterapia debido a la gran absorción que presentan. En función del aceite esencial que vayamos a utilizar, tendremos que tener en cuenta si es mejor aplicarlo puro o diluido para no presentar sensibilidad en la piel. La mayoría requiere del uso de un elemento vehiculizador como otros aceites vegetales.

Por vía oral: es específica para tratar infecciones internas, digestivas, curas depurativas y una acción muy rápida. En este caso, esta vía de administración está contraindicada en embarazo, mujeres lactantes y niños menores de 6 años.

Por vía inhalatoria: mediante el uso de los difusores, para tratar patologías respiratorias y de relajación, sobre todo. Se trata de una vía de administración muy eficaz, nada invasiva, que nos puede acompañar en nuestro día a día para solventar problemas como la conciliación de sueño, respiratorios e incluso las náuseas propias del embarazo. Nos aporta un estado de bienestar y confort en el hogar. La inhalación directa no está aconsejada para asmáticos. En cuanto a la dosificación lo recomendable es diluir de 1 a 5 gotas para niños hasta los 6 años y de 5 a 10 gotas para adultos. Pero cada uno va encontrando su equilibrio para cada aceite esencial.

Los aromas son como los colores. Hay fragancias que para unos son agradables y para otros no. Todo va muy relacionado con las vivencias personales, pero todos tienen propiedades específicas que en el próximo encuentro iremos conociendo.

Aromaterapia: el poder curativo de los aromas
NOTAS RELACIONADAS
spot_img

MAS VISTAS

Secured By miniOrange