14.4 C
San Jorge
sábado, abril 20, 2024
spot_img
HomeSaludCuidado PersonalAromaterapia: el poder curativo de los aromas

Aromaterapia: el poder curativo de los aromas

Por Chama M. Nóbile

Cuando hablamos de aromaterapia hacemos referencia a la ciencia o conocimiento y el arte de usar aceites esenciales que se extraen de las plantas para mejorar y mantener el bienestar físico, emocional, mental y espiritual. Es que, desde tiempos remotos, el uso de plantas aromáticas tanto para fines medicinales y religiosos como para perfumar y cocinar es patrimonio de las culturas de cualquier rincón del planeta y ciertas especias -algunas como la nuez moscada, celosamente protegida como exclusiva propiedad de una pequeña región- incluso se convirtieron en moneda de valiosos intercambios comerciales.

El término “aromaterapia” fue acuñado por el químico y perfumista francés René-Maurice Gattefossé, quien lo usó como título de un libro publicado en 1937. Su interés por las propiedades terapéuticas de las plantas, surgió tras un accidente que sufrió en su laboratorio donde resultó quemado y por el que usó el aceite de lavanda para sanar sus heridas. El aceite le calmó el dolor, evitó la infección y le ayudó a cicatrizar sin dejar marca. Desde ese momento, mediante la utilización de los aceites esenciales extraídos por medio de un proceso de destilación, desarrolló el estudio de sus propiedades y el uso de los “aromas” como terapia para diferentes afecciones.

A la par, Marguerite Maury una austríaca licenciada en física y bioquímica y coetánea de Gattefossé que como él también fue inspirada por el mentor el doctor Chabenes, contribuyó de manera relevante, a demostrar el poderoso efecto que los aceites esenciales ejercen sobre el sistema nervioso y sobre la salud general del organismo.

Asimismo, ya a fines del siglo XIX se había observado que las personas que vivían y trabajaban en las áreas de cultivo de las hierbas y flores en el sur de Francia, no contraían tuberculosis, ni sufrían afecciones respiratorias en pleno brote de la enfermedad. No quiero olvidar mencionar que los pueblos originarios de distintos puntos del planeta desde tiempos inmemoriales utilizaron las propiedades benéficas de las plantas para desarrollar su medicina y para alcanzar estados de elevación espiritual.

Egipcios pioneros

La humanidad ya utilizaba los aceites esenciales 3.500 años antes de la era cristiana. Los egipcios fueron los primeros en hacer uso de ellos con fines religiosos, medicinales y cosméticos.

La fórmula primitiva de destilación para extraer los aceites esenciales de las plantas requería calentarlas en ollas de arcilla con la parte de arriba recubierta de lino. El vapor impregnaba los filtros de lino y al escurrirlos se obtenían los aceites esenciales. Cinco siglos después, los chinos también hacían uso de las hierbas y las platas aromáticas con fines, sobre todo, medicinales.

Más tarde los griegos tomaron la sabiduría de los egipcios y mejoraron el sistema de destilación, consiguiendo preservar la fragancia y la pureza de los aceites. Así incorporaron las plantas aromáticas a sus baños, a su alimentación, a sus ritos religiosos y fabricaban ungüentos medicinales. Hipócrates, el médico más reconocido de la época, trataba a sus pacientes con aceites esenciales, y afirmaba que el baño y masajes con ellos, aseguraban la longevidad. Los romanos siguieron el mismo camino.

El médico persa Avicena perfeccionó el proceso de destilación, introduciendo el sistema de refrigeración en el mismo, lo que hizo que la extracción tuviera menos desperdicios y mayor pureza.

Después de Gattefossé y Maury el médico Jean Valnet aportó la mayor contribución a la aromaterapia para ser valorada y reconocida como medicina capaz de curar. Durante la II Guerra Mundial utilizaba aceites esenciales para las heridas y quemaduras de los soldados. Conseguía aliviar el daño físico per también el psicológico.

En los años cincuenta Maury, fue premiada internacionalmente por sus investigaciones sobre los aceites esenciales y la cosmetología al servicio de la salud.

En nuestro próximo encuentro abundaré sobre el poder de los aceites esenciales, modo y precauciones para utilizarlos y cómo reconocer su pureza.

NOTAS RELACIONADAS
spot_img

MAS VISTAS

Secured By miniOrange