22.1 C
San Jorge
lunes, abril 22, 2024
spot_img
HomeCulturaHerramientas para llegar a la orilla

Herramientas para llegar a la orilla

Dos Remos es una agencia de producción, comunicación y distribución digital de música con sede en la ciudad de Rafaela, surgida en el año 2020, que ofrece servicios profesionales para músicos independientes.

Por Rodrigo Chavez Lagraba

No todos los caminos conducen a Baires, no es necesario residir en grandes ciudades para poder vivir de la música, no es ineludible firmar contratos con grandes sellos discográficos para que los músicos del interior del país puedan llegar a buen puerto con sus proyectos artísticos. Estas ideas-fuerza acompañaron a un par de comunicadores sociales que formaron un equipo de trabajo destinado a brindar servicios a músicos independientes de la provincia de Santa Fe.

“Iniciamos Dos Remos con la tarea de realizar distribución digital de música”, dice Matías Beltramino, una de las cabezas del equipo. “Veníamos evaluando las características que tiene la ciudad de Rafaela y la región, en cuanto a la profesionalidad de la música y veíamos que había una cuestión intermedia que no existía y que generaba problemas a los músicos, todo lo que tenía que ver con la proyección de su trabajo. Pero, a la vez, empezamos a ver que eso afectaba la comunicación de los proyectos (porque los músicos no pueden estar componiendo, encargándose de comunicar el proyecto, gestionar sus fechas), entonces ahí apareció la organización de los eventos. Después hay otro tema fundamental, que es el de los derechos de la música; todo lo que tiene que ver con el registro en la Dirección Nacional de Derechos de Autor, en SADAIC, AADI CAPIF”, sostiene el comunicador y define al grupo como “un espacio en el que tratamos de generar soluciones integrales para la carrera de los músicos”.

Si bien la sede central del equipo está situado en la ciudad de Rafaela, Dos Remos se dedica a promover músicos de toda la región y la provincia. Al respecto, Beltramino asegura que “la proyección de la ciudad de Rafaela nos quedaba muy acotada y estaba bueno pensar en un catálogo de la escena santafesina de la música. Por eso empezamos a contactarnos con gente de San Jorge, de la ciudad de Santa Fe, tuvimos el golpe de suerte de que el proyeco tuviera pregnancia en la zona y dar con gente de otros lugares”.

Esta buena acogida por parte de los artistas de la región hacia la iniciativa, pone de manifiesto que la lectura del panorama de la escena musical santafesina que tenía el equipo era acertada, los músicos necesitan una división del trabajo que les permita concentrarse en su labor esencial: crear música. “Antes de que se nos ocurra crear este emprendimiento, empezamos a trabajar con el sello independiente de Paraná llamado Shagrada Medra y notamos la necesidad que tienen les artistas a la hora de encontrar apoyo para gestionar sus derechos, para subir la música a las distintas tiendas. Entonces, cuando empezamos a comunicar nosotros que estábamos haciendo ese trabajo, les artistas vinieron a buscarnos diciéndonos ‘¿ustedes saben hacer eso? ¿Saben subir el material a las tiendas? ¿Pueden acompañarme con el registro?’. Después se fue generando una corriente de boca en boca que nos dio la posibilidad de trabajar en Santa Fe. Pero, no es que salimos a buscar artistas”, asegura Guillermo Hergenrreder, otro de los fundadores del emprendimiento.

Músicos independientes

Argentina es un país con una arraigada tradición de músicos independientes, con un público fiel y con un circuito aceitado. Por otra parte, la provincia de Santa Fe también cuenta con una nutrida escena de músicos que no dependen de ninguna gran firma. Al respecto, Hergenrreder asegura que “cada territorio tiene su escena propia, con sus artistas locales que van encontrando su nicho de público, su comunidad. Hay proyectos completamente locales en la ciudad de Santa Fe, en Rosario, en Rafalea. Lo que nosotros vemos es que estaría bueno vincular esas distintas escenas y por eso pensamos en una escena provincial que pueda generar ese puente”.

Además, Beltramino asevera que “a los músicos independientes les fue de ayuda las nuevas tecnologías. Porque antes a un proyecto musical no le quedaba otra que firmar con un sello para tener proyección y eso implicaba irse a vivir a Buenos Aires. Hoy día, desde el interior, se puede tener la misma proyección que un grupo que está en CABA, sin tener que moverse. La distribución digital, las redes sociales, hoy permiten armar en tu localidad un equipo de trabajo mínimo para llegar a ese relieve”.

Cabe aclarar que no es un hecho menor el evitar un contrato leonino con un sello discográfico que expropie altos porcentajes de ganancia del trabajo de los músicos. Ese es uno de los puntos fuertes de las producciones independientes y es, además, una filosofía de trabajo de Dos Remos. “La intención inicial fue no ser una garrapata más que le chupa la sangre a los artístas”, dispara Beltramino y agrega que “hubo una instancia de investigación para darle forma al proyecto. Esa investigación implicó charlar con personas que hace años llevan adelante un proyecto similar, o tienen sellos más grandes y realizan distribución digital. Ellos nos dijeron que es tanta la cadena que le va sacando la regalía a los músicos, que está bueno pensar proyectos en los que el artista pueda cobrar un mayor porcentaje”. Por su parte, Hergenrreder aclara que “siempre aseguramos que el autor conserve la propiedad de su obra”.

La pata territorial

“Santa Fe es una provincia que tiene extensiones importantes”, dice Hergenrreder. “Si uno piensa en Reconquista, que me parece un centro de mucha importancia cultural, desde Rosario hay casi quinientos kilómetros, es mucho más cerca irte a capital, Córdoba o Entre Rios. Hoy, con el costo que tiene el movimiento, eso debilita la posibilidad de articulación de los diferentes circuitos. Pero creo que el trabajo que hay que hacer es empezar a pensar en escenas más cortas, no tener como meta llegar a Capital Federal o determinadas plazas. Me parece que hay que aprovechar los circuitos cortos, donde hay un público siempre fiel, interesante para poner a consideración la música que uno hace”.

Pero más allá de lo conveniente de alimentar el circuito musical regional, existe también una idea que podríamos llamar de restitución cultural. Como explica Beltramino “en el interior se reproduce lo mismo que le cuestionamos a Capital. Si tomamos como eje a Rafaela, hay un montón de pueblos a la redonda que para consumir cultura, en general, tienen que irse hacía esa ciudad. Y eso no está bueno. Está bueno pensar cómo en cada pueblo generás espacios. La mayoría de los pueblos tienen sus salones o teatros inutilizados. Entonces, ¿dónde están esos espacios que producen eventos en la región? porque en los pueblos también hay pibes que les gusta el rock y capás se tienen que ir a un bar a la noche a Rafaela, con el riesgo que implica regresar después. También es tratar de tejer esa red en la zona para que no se reproduzca ese ´ciudadcentrismo’”.

En la misma linea de pensamiento, Hergenrreder agrega que esta visión “es una ejercicio de federalismo. ¿Por qué tenemos que pensar proyectos cuyo destino único tiene que ser llegar a Capital Federal o a determinados lugares que te aseguren cierto público? Me parece que hay que pensar más en proyectos situados en un lugar, relacionado con un entorno, y el proyecto se nutre del entorno y el entorno del proyecto. Entonces hay que generar los ámbitos, los climas, las escenas para que se pueda desarrollar todo de la mejor manera y sin tener que hacer un montón de esfuerzo para algo que no es sustentable”.

Catálogo

En relación al catálogo que posee Dos Remos, Hergenrreder aclara que “está surgiendo, es muy reciente. Lo que nosotros llamamos catálogo son proyectos que seleccionamos porque sentimos que vamos a trabajar de manera prolongada, proyectos que vienen trabajando profesionalmente durante un tiempo. Pero también hacemos el trabajo de vincular propuestas. Hemos tenido contacto con alguna secretaría de cultura, con programadores de festivales, a los que nosotros les hacemos llegar propuestas. Pero después, en términos informales, siempre generamos puentes para que, si un artista quiere salir de gira, tenga asegurada cierta cantidad de presentaciones en varias ciudades”. Por otra parte, en relación a la forma de trabajo, el gestor cultural especifica que la idea es “tener las propuestas armadas, bien presentadas, para que sea efectiva la selección”.

Dos Remos

El proyecto encabezado por Nicolás Beltramino y Guillermo Hergenrreder deja una imagen de trabajo coordinado, a pulmón, como dos deportistas náuticos. Esos dos remos simbolizan los instrumentos necesarios para ayudar a que los músicos no tengan que “remar en dulce de leche”, como reza el refrán popular. Sin embargo, la procedencia del nombre de la agencia tiene otra acepción. “El remo viene atado a Remo Pignoni, un emblema de la música rafaelina que compuso desde Rafaela y se movía en la ciudad, que tenía un anclaje muy territorial”.

Cabe resaltar que el trabajo de canotaje al servicio de los músicos de la región tuvo resultados satisfactorios en su corta experiencia. “Yo estoy completamente sorprendido de las posibilidades que aparecieron”, asegura Hergenrreder. “Tengo la convicción de querer seguir desarrollándolo porque desde un comienzo imaginamos hacer este trabajo por deseo personal, por la convicción de la importancia de la cultura, del arte y de la integración social. Pero siempre con la certeza de hacerlo en términos profesionales. Y esto no quiere decir que ponemos la necesidad económica adelante, sino que la consideramos como un elemento importante para darle sustentabilidad al proyecto”.

Por su parte, Beltramino también comparte el sentimiento de sorpresa ante los buenos resultados iniciales del proyecto. La sorpresa no es “por el hecho de no confiar en el proyecto que lanzamos, sino porque tenga esa pregnancia. Recientemente nosotros venimos de programar unos espectáculos que formaron parte de la Semana del Libro que se realiza en Rafaela. Para nosotros, pensar en que un ente estatal te convoque a aportar a la programación y que confíe en nuestro criterio para programar algo en relación a la semana del libro, está bueno. Nosotros venimos de un año trabajando en contenido on line y ahora empezar a trabajar en terreno también te abre puertas para pensar en la producción. Es sorpresa y alegría, queremos ir de a poco, viendo lo que va surgiendo sin perder de vista que tiene que ser una tarea profesional”.

Para finalizar, como punto fuerte que guía el trabajo del equipo, Beltramino resalta el objetivo de “profesionalizar el trabajo de los músicos. Ojalá, en algún momento, las expresiones musicales que hay en nuestra región puedan vivir de la música y no de tener que hacer otros trabajos a la par. Para eso, tienen que tener un ingreso mayor para acompañar a todo el equipo de trabajo”.

Si sos músico o participás en la organización de eventos, podés visitar el sitio web de la agencia, o sus redes sociales en Youtube, Instagram y Facebook para poder contactarte con el equipo de trabajo.

NOTAS RELACIONADAS
spot_img

MAS VISTAS

Secured By miniOrange