15.5 C
San Jorge
martes, abril 16, 2024
spot_img
HomeSaludCuidado PersonalLas evidencias que relacionan a los antitranspirantes con aluminio y el cáncer de...

Las evidencias que relacionan a los antitranspirantes con aluminio y el cáncer de mama

Desde hace años existe la controversia sobre el vínculo entre estos productos cosméticos y su posible asociación con la enfermedad oncológica. La ciencia estudia y trata de brindar certezas

Por Chama M. Nobile

Cuando googleamos “relación entre sales de aluminio, antitranspirantes y cáncer de mama” aparecen muchos vínculos y notas desde principios de los años 2000. Mientras que hace unos 20 años no se conocían estudios científicos que avalaran la teoría, en épocas más recientes se pudo establecer un vínculo entre el uso de productos antitranspirantes y aumento de cáncer de mama.

Hacia finales de 2021 la revista internacional Journal of Molecular Sciences publicó el estudio fue realizado por un grupo de investigadores de la Fondation des Grangettes, el Centro de Oncología y Hematología Hirslanden de la Clinique des Grangettes y la Universidad de Oxford, dirigidos por los suizos André-Pascal Sappino y Stefano Mandriota.

En el paper científico se señaló que los desodorantes aumentan el riesgo de cáncer de mama ya que las sales de aluminio presentes en muchos productos antitranspirantes “atacan” las células mamarias.

Los investigadores expusieron células de hámster -incluidas las de la glándula mamaria- a sales de aluminio in vitro. Los resultados demostraron que el metal no sólo penetra en las células, sino que también provoca rápidamente la inestabilidad genómica de las mismas.

En un trabajo precedente el biólogo Mandriota y el oncólogo Sappino ya habían demostrado en 2012 que las células mamarias humanas puestas en cultivo y expuestas al aluminio in vitro sufrían una modificación genética.

En otro estudio realizado por los mismos investigadores, publicado en 2016, todos los ratones expuestos a las sales de aluminio desarrollaron tumores, algunos de los cuales eran “muy agresivos”.

Aluminio en antitranspirantes

Las sales de aluminio, indicadas en los envases de productos antitranspirantes como “cloruro de aluminio”, “clorhidrato de aluminio”, “cloruro de aluminio” o “circonio de aluminio” se utilizan para bloquear los conductos sudoríparos y reducir la cantidad de transpiración de las axilas.

Como contrapartida y ante la publicación de este estudio científico la Federación de Empresas de Belleza (Fébea) y el sindicato profesional de la cosmética en Francia, defendieron el uso de las sales de aluminio resaltando la consideración del Comité Científico de la Salud del Consumidor (SCCH) a la Comisión Europea, que “considera seguro el uso del aluminio en los antitranspirantes, ya sean en spray o en otro formato, en las pastas de dientes y en los lápiz labiales en concentraciones del 10,60%, 6,25%, 2,65% y 0,77% respectivamente”.

Para los fabricantes “el aluminio de los antitranspirantes no es absorbido por la piel ni se almacena, sino que se elimina en la ropa, por descamación natural de la capa córnea superficial y durante el lavado”.

Anteriormente en 2011, la Agencia Nacional Francesa de Seguridad de los Medicamentos y Productos Sanitarios (ANSM)” concluyó que no había pruebas de la relación entre la exposición al aluminio a través de la piel y el desarrollo de cáncer”, según el diario francés Le Monde.

Sin embargo, la ANSM recomendó limitar la concentración de aluminio en los productos cosméticos al 0,6%, y no utilizar productos que contengan aluminio justo después del afeitado o sobre la piel lesionada, ya que la absorción es más fuerte en estos casos.

Más allá de la controversia, es importante resaltar las diferencias entre productos desodorantes y los antitranspirantes y también aclarar cuestiones relacionadas a este tipo de productos que se ofrecen desde una perspectiva más “natural” como lo son la piedra de alumbre o los desodorantes de cosmética casera. El consumidor hará la elección que le parezca más apropiada para su salud.

Diferencias que importan

Los antitranspirantes son preparados que controlan la transpiración y el olor corporal. Actúan mediante un doble mecanismo: evitan que la transpiración llegue a la superficie de la piel, y eliminan las bacterias que producen el olor corporal.

Sus formulaciones incluyen, por tanto, principios activos que inhiben los mecanismos naturales de producción del sudor por las glándulas sudoríparas, y compuestos antimicrobianos.

Tengamos en cuenta que a través del sudor se eliminan toxinas, ya que las glándulas sudoríparas son parte del sistema excretor del cuerpo humano. Por lo tanto, usar en formapermanente los antitranspirantes puede impedir la eliminación correcta de toxinas.

Por otro lado, los desodorantes son cosméticos destinados a impedir, atenuar, enmascarar o eliminar el mal olor desprendido por la descomposición bacteriana del sudor.

En su composición incorporan principalmente antimicrobianos, a fin de limitar el desarrollo de la flora bacteriana responsable de la degradación de los componentes del sudor que originan sustancias fétidas.

Sales de aluminio

Las sales de aluminio tienen actividad antitranspirante, por lo que, en todo caso, deberían formar parte de la composición de los primeros.

Su mecanismo de acción es el siguiente: cuando se mezclan con el sudor, se disuelven en la transpiración o en la humedad de la superficie de la piel de la axila; la sustancia disuelta adquiere la forma de gel, creando una especie de “tapón” temporal en los poros de las glándulas sudoríparas y atenuando en gran medida la transpiración. Por medio de la higiene diaria (ducha, baño, aseo…), se elimina el gel antitranspirante.

La piedra de alumbre

Hay quienes afirman que no existe relación entre el uso de productos con sales de aluminio y el aumento de cáncer de mama. Aún así, existe una tendencia muy marcada en buscar alternativas más naturales para eliminar el olor que produce el sudor de las axilas.

Entre ellas está el uso de la piedra de alumbre o de desodorantes ofrecidos desde la cosmética natural o casera.

Para los quienes creen que la piedra de alumbre, muy presente en las secciones de higiene de las tiendas de productos ecológicos, es una solución alternativa, en realidad es una sal de aluminio.

Así que quienes no quieran ponerse este metal en la piel, pueden producir su propio desodorante.

Este puede fabricarse combinando, en partes iguales, productos de fácil acceso como son el aceite de coco virgen (humectante, emoliente y bactericida), el bicarbonato de sodio (bactericida), la fécula de maíz (suavizante), la arcilla blanca o caolín (humectante) y el agregado de unas gotas de aceites esenciales antibacteriales y antifúngicos como por ejemplo los de lavanda o árbol del té, que pueden ser usados por personas con pieles sensibles e incluso por niños y adolescentes.

Si bien esta mezcla no funciona como antitranspirante ya que no bloquea el sudor, lo que hace es que la transpiración esté libre de bacterias que causan el mal olor y por ende es un excelente desodorante natural. También es una excelente opción para blanquear las axilas.

NOTAS RELACIONADAS
spot_img

MAS VISTAS

Secured By miniOrange