17.1 C
San Jorge
martes, abril 16, 2024
spot_img
HomeRegionalesPlaza ClucellasEs ley: un tramo de la ruta provincial 13 se denominará Carlos...

Es ley: un tramo de la ruta provincial 13 se denominará Carlos Alberto Pairetti

La propuesta, avalada por el Senado y votada el jueves 12 por unanimidad en Diputados, determina que el tramo entre Plaza Clucellas y Las Rosas lleve el nombre del mítico corredor

Por Luis Emilio Blanco

La Cámara de Diputados y Diputadas de la provincia de Santa Fe convirtió en ley este jueves el proyecto de denominar al tramo comprendido entre las localidades de Plaza Clucellas y Las Rosas con el nombre del legendario ícono del automovilismo, Carlos Alberto Pairetti. Según el texto de la iniciativa votada favorablemente por unanimidad, estas jurisdicciones -que comprenden los departamentos Castellanos, San Martín y Belgrano- señalizarán con cartelería el tramo del corredor vial en homenaje al célebre deportista, fallecido el 26 de septiembre de 2022, a los 86 años.

Pairetti nació en Plaza Clucellas el 17 de octubre de 1935 y fue campeón argentino en 1968 del Turismo Carretera (TC), entre otras grandes conquistas. Esas que llevaron a diferentes agrupaciones automovilísticas a presentar ante el Senado santafesino el pedido de que ese sector de la ruta 13, entre su localidad natal y Las Rosas, lleve su nombre.

Los gestores

La iniciativa gestada por clubes de Autos Clásicos y Antiguos de la Provincia de Santa Fe, donde en principio se impulsó desde la Escudería Santafesina de Automóviles Antiguos, el Club de Autos Antiguos de Rafaela, el Esperanza Automóvil Club, la subcomisión de Automovilismo del Autódromo de Rafaela, la Peña Pairetti y luego sumaron adhesiones de los Clubes de Casilda, Firmat, y Rosario. El proyecto de ley fue propuesto formalmente por el representante del departamento Castellanos, Alcides Calvo.

El pedido se fundamentó en la trayectoria del automovilista oriundo de Plaza Clucellas, quien fue “uno de los referentes de una generación de excepcionales pilotos arrecifeños, en una época en la que descollaron Rubén Luis Di Palma, Carlos Marincovich y Néstor Jesús García Veiga, conformando el equipo conocido como Póker de Ases”.

Durante el trámite legislativo de la iniciativa, la Dirección Provincial de Vialidad confirmó que “no hay impedimento alguno de acceder a la petición formulada (por las entidades mencionadas), respetándose la numeración técnica asignada por la DPV”.

El proyecto de ley fue presentado en el Senado en marzo de 2022 y luego girado a Diputados. “Hoy llegamos a esta aprobación por la cual trabajamos mucho, pero por sobre todo porque en vida pudimos reconocerle toda su carrera deportiva y su legado al deporte automovilístico argentino. Compartimos con él un momento inolvidable en su pueblo natal que nos mantiene vivo el recuerdo” expreso Héctor Platini, presidente del Club de Autos Antiguos de Rafaela.

Ahora resta la formalidad de la reglamentación de la ley, pero los clubes no dejaron de expresar su alegría por la sanción. Además, enviaron una nota a vialidad para que se instalen a la brevedad los carteles con el nombre del expiloto.

“El objetivo de esta mesa de clubes que armamos tiene entre otras premisas promover este tipo de reconocimientos y si es posible en vida como lo fue el caso de Pairetti, para que lo pueda vivir y sentir. Tenemos pilotos, mecánicos, chasistas, preparadores, que aportaron y aportan a la historia de deporte motor nacional y es nuestro objetivo poner en valor todo eso, ya sea mediante reconocimientos, nombres de rutas, actividades y publicaciones, entre otras actividades”, expreso Luciano Caturelli, integrante de la Escudería Santafesina de Automóviles Antiguos.

“Creemos que la provincia se debe a la necesidad de hacer un libro del deporte automotor provincial con todos sus protagonistas donde la participación de los clubes que agrupamos y mantenemos viva esta historia tienen que ser parte de esa construcción”, añadió.

Leyenda del TC

Pairetti nació en Plaza Clucellas el 17 de octubre de 1935 y desde pequeño se radicó en la ciudad de Arrecifes, la bien llamada “Cuna de Campeones”. Debutó en la categoría más popular, el Turismo Carretera, el 25 de marzo de 1962 en la “Vuelta de Pergamino”, cuando se transitaban en un mismo circuito por caminos de pavimento y de tierra. Lo hizo con una cupecita Chevrolet que pertenecía a Néstor Marincovich, tío de su amigo Carlos, sorprendiendo a propios y extraños con excelentes registros.

Un año más tarde festejó su primera victoria, en la “Vuelta de Mar del Plata”, en una temporada fantástica, que cerraría con un espectacular triunfo en el Gran Premio. Otra de sus notables conquistas la alcanzó el 6 de enero de 1965 en Villa Carlos Paz, con una marca que ganó por primera y única vez en el historial del TC, sumándose de esa manera a las tradicionales Ford, Chevrolet, Dodge y la incorporada posteriormente, Torino. Pairetti, antes de la aparición del equipo oficial Torino, integrado por Eduardo Copello, Héctor Gradassi y el rafaelino Jorge Ternengo, consiguió nueve victorias entre 1963 y 1966.

En la temporada ‘67, el dominio de la marca del “Toro” fue abrumador y las cupecitas, salvo honrosas excepciones, se vieron claramente superadas. Una cupé de diseño avanzado le otorgó a Pairetti la chance de darle pelea. Y con “el Barracuda” se dio el gusto de obtener tres victorias.

Después, fue el turno de los prototipos y con el icónico “Trueno Naranja” pudo festejar la obtención de su primer y único campeonato argentino de TC en la temporada 1968. Ese auto, diseñado por Horacio Steven, hizo su presentación el 23 de junio. Las alegrías se sucedieron y las cuatro victorias logradas por el clucellense fueron suficientes para lograr el título e interrumpir la superioridad de los Torino. Fue un año fantástico para Pairetti, que obtuvo, además, un memorable triunfo en las “500 Millas Argentinas” de la desaparecida Mecánica Argentina Fórmula 1, realizadas en el autódromo de Rafaela, con un Destéfano-Chevrolet que le entregó el Automóvil Midgets Club Sunchales.

Su siguiente desafío fue el Sport Prototipo, primero con un Chevrolet -marca a la que representó durante 17 años- y más tarde con un motor Ford, en una variante que fue muy resistida por sus fanáticos.

Pero además participó en la Fórmula 3 Europea, siendo apodado “Il Matto” (El Loco) por su característica de piloto arriesgado y hasta temerario, según los analistas italianos. Otro de los hitos que marcó a lo largo de su trayectoria fue su participación, como único representante argentino, en las “300 Indy”, que se disputaron el 28 de febrero de 1971 en el autódromo “Ciudad de Rafaela”. Su retiro, conduciendo una Dodge GTX en el Turismo Carretera, se produjo el 14 de agosto de 1978, pero la llama de su pasión se mantiene viva. Como su vida, que se apagó el 7 de junio 2021.

NOTAS RELACIONADAS
spot_img

MAS VISTAS

Secured By miniOrange