16.7 C
San Jorge
jueves, abril 18, 2024
spot_img
HomeRegionalesLas RosasEl gran simulador

El gran simulador

Cuatro amigos desarrollaron en Las Rosas un simulador de autos de carreras. Son compañeros de trabajo que en sus ratos libres diseñaron y realizaron el dispositivo

Por Pablo Amadei

Cuatro rosenses unieron su pasión por las carreras de automóviles y desarrollaron un simulador de autos de carrera que construyeron en la ciudad, cabecera del departamento Belgrano. Se trata de Claudio Santa Cruz, Gustavo Falzetti, Gustavo Adagio y Walter Giordanino, quienes trabajan en AFA Metalúrgica. 

A lo largo de un año de muchos cálculos, diseños, pruebas y más pruebas lograron llegar a un prototipo que ya hizo su presentación en sociedad y que está casi listo para su comercialización. Por ahora el dispositivo está en la casa de Claudio e incluso un par de pilotos de Las Rosas ya se subieron para comprobar cuanto se asemeja a los autos de carrera reales. 

“El simulador utiliza un software alemán que saca la telemetría del videojuego y la convierte en movimiento. Se trata de adaptar la fuerza de aceleración, frenadas y giros buscando que el jugador tenga la mayor sensación posible de estar arriba de un auto de carreras”, explicó Claudio Santa Cruz a El Impreso del Oeste.

El simulador se complementa con dos motores, diferentes sensores, una interfaz con microcontrolador más una pedalera, volante y un televisor.  

Santa Cruz tiene 38 años y le faltan un par de materias para recibirse de analista de sistemas. Se considera un fanático de las matemáticas, la electrónica y la programación, cosas que lo ayudaron mucho para hacer “algo como esto”, según confesó. “Es mucho de configuración para lograr lo que uno quiere”, agregó.

El comienzo 

La idea surgió luego de que Gustavo Adagio subiera a un grupo de WhatsApp que comparten los cuatro amigos, un video de un simulador. Alguien propuso, tal vez medio en serio o medio en broma que sería bueno armar algo parecido, y allí no hubo marcha atrás. Si bien en Internet se encontraban diversos tutoriales para empezar, no había nada que los convenciera, así que empezaron prácticamente de cero.

El primer desafío fue conseguir los materiales pensando en lo más económico posible porque el desarrollo fue todo a pulmón de los cuatros amigos, quienes pusieron dinero de su bolsillo.

Walter fue el encargado de adquirir los materiales mientras Claudio iba haciendo los primeros cálculos. El diseño de las piezas estuvo a cargo de Alejandro y éstas se cortaron con pantógrafo. Finalmente, llegó el momento de ensamblarlas y darle los detalles de terminación y pintura.

Tres meses atrás el prototipo estuvo listo y solo quedó seguir trabajando en mas cálculos y pruebas de software. De esta manera lograron que el simulador se adapte a una veintena de videojuegos, desde las clásicas carreras en autódromo hasta los de persecuciones por las calles.

“Nos gustaría mejorarlo, pero por ahora hasta acá llegamos. El objetivo es poder venderlo o lograr una financiación para un mayor desarrollo”, confesó Claudio. 

NOTAS RELACIONADAS
spot_img

MAS VISTAS

Secured By miniOrange