13.5 C
San Jorge
miércoles, abril 24, 2024
spot_img
HomeRegionalesMaria Juana18 años de la Clínica Comunal María Juana

18 años de la Clínica Comunal María Juana

La Clínica Comunal Santa Juana cumplió un nuevo aniversario prestando su servicio en salud para la localidad y región

Por Romina Alberto

Hace 18 años, se inauguraba en la localidad de María Juana una clínica comunal con el objetivo de reforzar el trabajo que realizaba en el Servicio de Atención Médica para la Comunidad (Samco) para la atención a personas carenciadas. Además de brindar tranquilidad ante cualquier eventualidad, el paciente contaba con otra posibilidad además del Samco. De esta manera las autoridades comunales del momento crearon una clínica de autogestión, que también contemplaba un sector privado para personas con obra social. Desde la clínica se ofrecía una guardia con médicos, enfermería y posibilidad de internación.

En diálogo con El Impreso del Oeste, el médico Jesús Perusia, director durante los primeros años de su funcionamiento y quien tras retomar el cargo, lo comparte en la actualidad con la médica Silvina Rioja, mencionó varios aspectos sobre su funcionamiento y las dificultades que atraviesan.

“La verdad pasó mucha agua bajo el puente, me tocó ser director en los primeros años. Tuvimos que armarla de cero en cuanto al personal y la búsqueda de profesionales, fue un arduo trabajo y ver que con el paso de los años siga cumpliendo sus funciones, es gratificante”, indicó Perusia.

“La apertura de clínica marcó un hito en la salud de la región desde el punto de vista de una atención permanente, de guardia permanente las 24 horas los 365 días del año para un pueblo como María Juana y otros de la región y la tranquilidad que genera eso es sumamente importante”, prosiguió.

Perusia es médico pediatra y además se ser su primer director, cargo al que retornó hace unos tres años, siempre formó parte del staff de profesionales de la clínica.

Búsqueda de profesionales

“En aquel entonces recuerdo que fui hablando con cada profesional en particular para ir conformando el plantel de médicos y especialistas. Verónica Mainardi se encargaba de la compra del mobiliario, tales como camilla de quirófano o sillón de parto, entre otros y yo me ocupaba del recurso humano”. 

Un aspecto fundamental del funcionamiento de la clínica fue el pedido a los profesionales que allí atendían que, además de los pacientes con obra social, debían cumplir con un cupo de pacientes hospitalarios que fueran derivados desde el Samco local.

“Fueron y son cuestiones que se trabajaron muy bien con el fin de brindar esa atención a un paciente carenciado que no tiene esa posibilidad de viajar a otro centro de salud más lejano”.

El servicio de ambulancia en ese momento era para traslado. Cuando clínica abrió sus puertas, la localidad contaba con el servicio médico Unisol que tenía a cargo el 107, que tiempo después pasó a clínica. “Desde ese momento comenzó la asistencia en accidentes en la vía pública, rutas, asistencia domiciliaria y demás”, explicó Perusia.

Nacimientos

Durante los primeros años de atención fue muy importante el número de nacimientos y cirugías que se registraron, aunque no ocurre lo mismo en la actualidad.

Perusia indicó que “llevaba las estadísticas y estábamos con un promedio mensual de cuatro nacimientos en la localidad y nos daba que 3,5 se registraban en María Juana, eran pocos los nacimientos fuera del pueblo y eso era muy bueno para todos. Pero a raíz de modificaciones por cuestiones legales, en lo que respecta a una maternidad segura, que comenzó a exigir la terapia intensiva para la madre, nosotros ya no podemos atender partos, por más que quisiéramos estaríamos incumpliendo una norma”.

En cuanto a las cirugías de baja y mediana complejidad explicó que “se realizaron muchas, pero por distintas situaciones vinculadas a obras sociales y especialistas, entre otras, se fueron resintiendo y al día de hoy tenemos un caudal bastante bajo de cirugías de baja complejidad, básicamente están relacionadas con la parte traumatológica”.

Actualidad

“En lo que respecta a consultorio externo estamos muy bien, hay más de 20 especialidades cubiertas, tenemos especialistas que hace 18 años están trabajando aquí, al igual que personal que trabaja desde que se abrieron las puertas, eso es para nosotros importantísimo”, resaltó.

Continúa la guardia médica de 24 horas, con enfermería, guardia de radiología, guardia de laboratorio para internación, guardia de internación, que en este momento el mayor movimiento se da con pacientes Pami o con patología de baja complejidad y el sistema de derivación para pacientes del Samco y pacientes de Iapos, entre otras obras sociales.

“Lo que más nos representa es tener el servicio 107 porque nos obliga a tener una ambulancia disponible y un médico de ‘repuesto’, porque cuando ocurre algún accidente por ejemplo en la ruta y el médico se traslada al lugar, debemos tener una cobertura médica en la clínica; eso requiere una logística especial”, contó.

Economía

“Tener abierta una clínica es pensarlo desde una función social y nunca desde el punto de vista económico. Nunca pensar en lo redituable. Es un servicio que se brinda a la localidad. Pretender hacer dinero en salud y más con una clínica de gestión comunal, es directamente imposible”

De acuerdo al profesional en este momento lo más difícil de sostener es la guardia médica: “primero por lo engorroso que resulta encontrar médicos, Clínica Santa Juana no está ajena a la realidad del país con la dificultad que existe para encontrar médicos y fundamentalmente esto funciona como la ley de oferta y demanda. Cuando había muchos médicos uno podía elegir y definir como pagar. Ahora quienes tienen la sartén por el mango son los médicos y hay casos que si no se les paga lo que pretenden, no les interesa o les sobran propuestas”. 

Después la otra dificultad es la económica ya que en un hospital, los cargos son provinciales entre otros beneficios. “En nuestro caso todo nos resulta muy costoso, fundamentalmente el sueldo de personal. La clínica al ser de gestión comunal, utiliza el dinero que sale de arcas comunales, por eso celebramos los trámites que iniciamos para conseguir al menos dos cargos provinciales para médicos de guardia, que serían ocho guardias al mes, lo cual ayudaría un poco en el tema económico”, expresó el director.

Infraestructura

Hoy el mayor problema de infraestructura en la clínica tiene que ver con los techos. Sin embargo Perusia indicó que “también tenemos otra situación no menor y es que la clínica es parte de un comodato con la Unión Obrera Metalúrgica,U(OM). Es decir, la comuna tiene una clínica en un terreno que no es propio, eso ya genera un inconveniente al momento de realizar mejoras edilicias”.

Todo lo vinculado con arreglos pasa por los fondos comunales. En este último tiempo se trabajó con los techos para solucionar problemas de filtraciones. “Antes de arreglar las habitaciones y la parte interna había que comenzar desde arriba y se logró. Fue una erogación importante con mano de obra comunal y ahora se realiza la pintura en el resto de las dependencias”, indicó.

Hace unas semanas la comuna firmó un convenio por el Programa Buenas Prácticas, perteneciente al Ministerio de Desarrollo Social de Santa Fe para el recambio de camas. “Tendremos camas ortopédicas con comandos eléctricos. Tambien recibimos una ambulancia de alta complejidad y mensualmente desde hace tiempo clínica recibe un aporte de 50 mil pesos mensuales por parte de la provincia”.

La salud pasa por un momento crítico en todos los aspectos y las comunidades más pequeñas no son ajenas a esta realidad. Al respecto Perusia destacó: “En salud es muy difícil conformar a todos. Se exige mucho más de lo que se exigía hace unos años atrás. Actualmente todo es dinero, todo funciona con dinero. Capacitaciones, recursos humanos, y a la gente le cuesta mucho pagar cuando se trata de salud. La gente se puso muy exigente, pero ese nivel de exigencia no va de la mano con el aporte, con el pago. Se exige, pero sin pagar o pagando lo menos posible, entonces todo se hace muy complicado”.

“Debemos tener en cuenta -continuó- que nuestra clínica tiene un nivel de complejidad bajo y que hacemos lo que podemos con el ingreso económico que tenemos. Trabajamos con lo que hay, que no es poco y poniendo todo nuestro empeño”, finalizó.

NOTAS RELACIONADAS
spot_img

MAS VISTAS

Secured By miniOrange