14.9 C
San Jorge
miércoles, abril 17, 2024
spot_img
HomeRegionalesCañada de Gómez¡Kelo presente! ¡Ahora y siempre!

¡Kelo presente! ¡Ahora y siempre!

El 2 de junio Cañada de Gómez se sorprendió con la noticia del fallecimiento del referente de DDHH Rubén “Kelo” Moreno. El homenaje, algo de historia y voces de los principales integrantes de la asociación de la que fue co-fundador

Por Quique de María

De manera repentina Kelo se fue a los 67 años. Toda una vida de militancia sostenida hasta su última hora. Peleó menos contra su propia muerte que a favor de la vida. La organización social que fundó junto a su compañera de vida y militancia, Adriana, tiene como uno de sus principales atributos, ser de carácter horizontal. Sin embargo, es innegable que el hombre tuvo un reconocido liderazgo entre sus pares. No fue un jefe, pero sí una referencia.

Hace muchos años comenzó a involucrarse directamente en la lucha por la memoria verdad y justicia y en el año 1997 junto a Adriana Diez fundó el primer organismo de DDHH en la ciudad hasta llegar a la Asamblea de derechos humanos vigente.

Adriana es periodista y en diálogo con El Impreso del Oeste contó que Kelo “desde muy joven integró la Juventud Peronista (JP), llegó a ser secretario general del partido. Entre tantas inquietudes de militancia hizo una revista llamada Página Abierta con la que recorría toda la región. Desde ahí se contactó con dirigentes de comunidades religiosas de base que también tenían medios gráficos”.

“Intercambiaban notas y opiniones. Todo esto lo llevó a participar de las distintas charlas sobre diversos temas, entre ellos, lo relacionado con la problemática de los derechos humanos. Luego conocería a Las Madres de Plaza 25 de Mayo de Rosario, integrantes de Hijos, algunos presos políticos de la época y familiares directos de víctimas. Inmediatamente organizó las visitas de las Madres a Cañada a mediados del 96. Quedamos todos impactados por los testimonios”, ralató.

Es justo decir que Kelo (sus compañeros también) siempre fue más allá del compromiso con la lucha especifica de los DDHH. Medioambiente, derechos de género y otras cuestiones sociales fueron asuntos de su agenda cotidiana.

Hernán Sarmiento es comerciante y compañero de militancia y aceptó la invitación para recordar a Kelo. “En 2011 hicimos la primera campaña política juntos. Militamos por Carlitos del Frade diputado y Pino Solanas presidente”, comenzó y agregó que “en esas noches salíamos en la chatita del Kelo que por su tamaño parecía de juguete comparada con su estatura. Atrás poníamos las maderas troqueladas con los nombres de los candidatos, aerosoles, afiches, engrudo y salíamos por las calles. En esa época no había tanta participación en las redes sociales que nos facilitaran las cosas. No había redes, pero en aquellas noches sí había charlas, risas, gratos momentos. Kelo siempre mantenía las ganas y su energía bajo cualquier circunstancia. Nos reíamos mucho con Kelo y se extraña mucho a un compañero de su talla, siempre dispuesto a la lucha por muchos temas, una persona fundamental para nuestra comunidad”.

Por su parte, Hernán Abrate (Veterinario y militante de la agroecología) es otro de quienes sostienen a la organización con presencia en todas las actividades. Aunque de perfil bajo, no dudó en decir una palabras. “Lo primero que se me vino a la cabeza cuando me enteré de la gravedad de su enfermedad fue que los derechos humanos en Cañada tendrán un antes y un después del Kelo. Nadie podrá reemplazar su actividad, la manera en que puso el cuerpo, la cantidad de relaciones que supo tejer a lo largo de sus años de militancia por diversos espacios. Esa necesidad que tenía de hacerse cargo cuando se vulnera algún derecho. Tenía una actitud crítica, sin reparos. Siempre iba más allá de lo políticamente correcto. Dejó su impronta en la ADDHH de Cañada, la que se caracteriza no solo por mantener fresca la memoria por los derechos humanos de ayer, sino y sobre todo, tomando posición sobre las violaciones a los derechos humanos en la actualidad”. 

“En el día a día suele pasar que quienes son privados de sus derechos son gente con problemas de delincuencia, no muy bien vistos, aunque muchos son solo pobres o marginados. Pero debería estar claro que una cosa son los posibles delitos y otra los derechos de todas las personas. Kelo no dudaba en poner la cara dónde hiciera falta. Porque los derechos humanos no son algo personal. Cuando escuchaba algún caso de estos que no me cuajaba, esperaba a encontrarme con el Kelo para ver cómo la veía él. Casi siempre coincidíamos. Todo se fue transformando en un espacio donde respirábamos un mismo aire”, finalizó.

Mauricio Cocchiarella (profesor de Historia, periodista e investigador) también sumó sus palabras para esta serie de testimonios. Entre otras cosas destacó cómo Rubén “Kelo” Moreno lo motivó para llevar adelante uno de sus trabajos de investigación: “Kelo Moreno para mí fue un ejemplo de militancia, de servicio para la comunidad, para todas aquellas personas olvidadas, siempre necesitadas de una mano. En lo particular siempre me instó a seguir militando, a que esté con las causas populares. Él fue quien me apoyó en muchos casos para publicar el libro sobre el caso Puntano, una violación de los derechos humanos en la ciudad. Él me hizo notar que en realidad había sido un atropello del Estado hacia una persona humilde. Siempre decía que no solamente los DDHH se violan en dictaduras, sino también en democracia, en una democracia endeble que tenemos, ya que mientras muchas personas no tengan sus necesidades básicas satisfechas, siempre estarán vulnerados sus derechos. Esa es una de las cosas que siempre recalcaba”.

Por último Adriana, con quien Kelo formó una familia y también un equipo, deslizó esto: “Trataba de hacer todo lo que se proponía, defensor acérrimo de sus convicciones y fiel a su ideología política. También un gran opositor si veía que hacían las cosas mal. Orgulloso de no haberse dejado corromper jamás. Eso hizo que tuviera la libertad de denunciar y decir todo lo que quería o aquello en lo que creía. En lo personal fue muy buen esposo y un padrazo de sus cuatro hijes y muy feliz con sus nietites Valentino y Helena”.

La plaza

La Plaza de la Vida en Cañada de Gómez es el ámbito público por excelencia de cada acto convocado por la organización. Para cada 24 de marzo se invita a ese lugar a toda la comunidad a los efectos de conmemorar el día de Memoria, la Verdad y la Justicia. Siempre se respeta el siguiente formato: se lee el documento elaborado por los organizadores y luego se abre el micrófono para quien quiera expresarse. Esta modalidad permite que siempre aparezca el protagonismo colectivo por encima de la impronta individual y/o sectorial. Esto a su vez guarda coherencia con el atributo que señalábamos en lo que respecta a la estructura horizontal de la asociación.

Como dato relevante de las características del acto es oportuno señalar que nunca faltan las expresiones artísticas entre las alocuciones, por ejemplo, algunos textos poéticos. Y siempre está previsto el cierre musical. La última vez estuvo a cargo de Chipi Morales y su hija Lucía, a quienes ya se los puede considerar parte del elenco estable.

Es muy conocido el vínculo estrecho que Kelo tenía con la Plaza de la Vida, y la Asociación de DDHH de Cañada de Gómez ha hecho pública su invitación para rendir un homenaje a su compañero con el siguiente comunicado: “En conmemoración del fallecimiento de Rubén “Kelo” Moreno, co-fundador y militante permanente de organismos de DDHH de la ciudad y la región, queremos invitarlos al acto en reconocimiento de su larga trayectoria en defensa de los mismos. Se realizará el domingo 2 de julio a las 16 en la Plaza de la Vida de Cañada de Gómez”.

NOTAS RELACIONADAS
spot_img

MAS VISTAS

Secured By miniOrange