20.7 C
San Jorge
jueves, abril 18, 2024
spot_img
HomeRegionalesEl TrébolHasta nuevo aviso, los partos en el departamento San Martín serán en...

Hasta nuevo aviso, los partos en el departamento San Martín serán en el hospital de San Jorge

El director de la subregión de Salud confirmó que, mientras no se cumpla con el mínimo de guardia pediátrica en el hospital de El Trébol, los partos seguirán concentrados en la localidad más poblada del departamento.

Por Rodrigo Chavez Lagraba

La visita de la ministra de salud de la provincia de Santa Fe, Sonia Martorano, a San Jorge para la entrega de equipamientos renovó el debate en torno a la concentración de partos en la ciudad. Es que, en estos últimos meses, la localidad del departamento San Martín se convirtió en el único efector de salud público en brindar la posibilidad de realizar partos, desde que el Samco de El Trébol discontinuó este servicio por falta de pediatras dentro de su equipo médico.

Esta situación tomó otro cariz, incluso, cuando el último fin de semana de febrero se debió trasladar a un bebé prematuro a la localidad de Santa Fe por control, ya que en San Jorge tampoco se contaba con profesionales pediátricos en ese momento. Este hecho, volvió a imponer el tema en la esfera pública en relación a los nacimientos y los derechos al acceso a la salud de la comunidad.

Visita

La ministra de Salud explicó el pasado 28 de marzo durante la visita a la localidad las razones por las cuales la totalidad de los nacimientos del departamento se concentran en San Jorge. Acompañada por su equipo de trabajo y por autoridades locales y regionales, Martorano indicó que la no autorización a realizar partos en otra localidad es porque no se pueden garantizar los alumbramientos de manera segura. Al respecto, mencionó el programa “Maternidad segura”, desde donde se organiza la política pública de salud con respecto a los nacimientos dentro de la provincia.

Para esclarecer esta situación, El Impreso del Oeste dialogó con el director de la subregión de Salud por el departamento San Martín, Diego Brigalia. “Maternidad segura es cuando garantizamos los nacimientos en un lugar donde tenemos los recursos y los profesionales. Para que eso ocurra, deberíamos tener guardias activas las 24 horas, ya sea de pediatras, obstetras y ginecólogos, además de la disponibilidad de movilidad con el 107 los siete días de la semana, por si hay que realizar traslados de urgencia”, expresó el funcionario regional respecto al programa.

Pero, a las vistas de los problemas que se generaron en este último tiempo, Brigalia manifestó que “estamos tratando de que el programa sea lo más seguro posible en la localidad de San Jorge, porque hay una problemática muy grande no sólo en el departamento San Martín, sino que es provincial, nacional y hasta internacional, que es la falta de especialistas en pediatría”. Con respecto a las razones que contribuyen a esta problemática, indicó que “hoy, los profesionales no estudian pediatría. Las residencias quedaron libres, bacantes, y los pediatras que están en las ciudades no vienen al interior. Es más, la provincia tiene un 85% de pediatras que están trabajando en Santa Fe y en Rosario, por ende, sólo un 15% trabaja en el resto de las localidades de una provincia tan extensa como la nuestra”.

En cuestión de números de profesionales, especuló que en el departamento, incluyendo la salud pública y privada, no se llegan a contar 15 pediatras, “de los cuales tenemos gente que sólo hace consultorio, otros que no trabajan en efectores públicos y otros que están a pasos de jubilarse. Gente joven como pediatras, tenemos muy pocos”, aclaró.

El Trébol

En el Relevamiento Regional de Salud realizado por la Asociación Médica del departamento San Martín, se analizan los porcentajes de nacimientos dentro del departamento por localidades. En ese ítem, para el periodo 2020- 2021, la ciudad de San Jorge lideraba el porcentaje de partos para los nacidos dentro del territorio con un 62,5%, mientras que El Trébol se ubicaba lejos con un 31,25% y un 6,25% que, tal vez por cercanía, acudía a la localidad de Gálvez.

Pero en poco más de un año estos porcentajes se modificaron, ya que el Samco de El Trébol dejó de brindar el servicio de natalidad. En el mes de enero, la intendenta de la localidad, Natalia Sánchez, se había reunido con la ministra para hacer oír su inquietud en relación al servicio de salud en el hospital local.  “Le manifestamos la preocupación de que hoy hay un decreto a través del cual, de manera transitoria, la maternidad fue trasladada a San Jorge. Sabemos incluso de partos que se han trasladado a ciudades más lejanas. Por eso, queremos volver a contar con una maternidad segura en nuestra ciudad y en ese camino se iniciaron los diálogos”, había expresado en esa oportunidad la médica y jefa municipal.

Por su parte, las razones expuestas por el director de la subregión de Salud corren por los mismos carriles que los antes mencionados: la falta de pediatras. “Cuando en El Trébol, se pasó a tener dos pediatras -antes había tres- dejó de ser un lugar seguro para los nacimientos porque ya no había forma de cubrir las guardias. O sea, dos pediatras que hagan los consultorios, que atiendan las recepciones y que, a la vez, hagan guardias, no se puede sostener. Es inseguro”, enfatizó. Por eso, sobre la derivación de casos a San Jorge, Brigalia aclaró que “el Ministerio resuelve transitoriamente pasar todo a San Jorge allá por diciembre del 2022”.

El director de la subregión de Salud, Diego Brigalia

En cuanto al equipo pediátrico, el funcionario expresó que se están trabajando con tres pediatras en el hospital de San Jorge y que se está buscando incorporar uno más para que todos los días haya guardias garantizadas. En el caso de El Trébol, aseguró que se restituirá el servicio cuando se cumplan los cupos de cuatro pediatras en el equipo.

Profesionales

Enero fue un mes acalorado no sólo en el ambiente y el clima, sino también en materia de salud. A mediados de ese mes, profesionales de la salud nucleados en la Asociación de Médicos de la República Argentina (Amra) realizaron medidas de fuerza en la capital provincial en reclamo por el pase a planta de los médicos contratados para las guardias pediátricas en el Hospital de Niños Dr. Orlando Alassia y el Nuevo Hospital Iturraspe.

En esa ocasión, la ministra de salud de Santa Fe había manifestado que esta era una problemática que incumbía a toda la provincia y que se estaba trabajando en la “redistribución de todo el recurso” y que lograr una “ley de residentes es también dar una respuesta”. Además, Martorano había asegurado que se estaba trabajando con el Ministerio de Salud de la Nación en relación al tema, algo ratificado por la ministra nacional, Carla Vizzotti. 

Según la funcionaria nacional, la escasez de las guardias pediátricas es “un problema enorme, no en Santa Fe o Argentina, sino en el mundo” y alentó a “trabajar en la formación de recursos humanos y en la distribución”. Además, explicó que los “egresados de la Facultad de Medicina se quedan en las grandes ciudades y en especialidades que son diferentes a las de mayor necesidad”. Sin embargo, aseguró que se está trabajando desde Nación en ese tema, pensado estrategias, aclarando que “no es algo que va a estar resuelto inmediatamente, no es falta de voluntad. El trabajo se está haciendo desde la formación en las residencias, hasta la distribución de los profesionales formados”.

Esta realidad también tuvo sus coletazos en el hospital de San Jorge cuando, el fin de semana del 25 de febrero, se debió trasladar a una madre y su recién nacido de 36 semanas a la ciudad de Santa Fe por falta de pediatras en el efector de salud local. Este hecho trascendió periodísticamente por medios de la capital provincial y se encendieron las alarmas en la región.

En relación a este suceso, el director de la subregión de Salud aclaró que “en ese momento, a los pediatras que teníamos les debíamos vacaciones desde antes de la pandemia, teníamos un pediatra con un problema de salud y uno de vacaciones. Por eso, ese fin de semana no tuvimos guardia pediátrica. Pero la paciente no quedó sin atención porque había médicos. O sea, la recepción se hizo, el chiquito nació, 36 semanas, con signos vitales normales, todo normal, lo recibe un médico y se deriva para control, como todos los nacimientos que se dan antes de las 37 semanas”.

Si bien el funcionario aseguró que la guardia pediátrica actualmente fue restablecida, cabe aclarar que estas derivaciones a centros de salud con mayores recursos se deben realizar siempre en caso de los bebés prematuros. La razón de estas derivaciones también es materia de debate.

Neonatología y cesárea

El Hospital de San Jorge, como el resto de los hospitales de la región, no cuentan con servicios de neonatología para nacimientos prematuros. Esta situación obliga a los recién nacidos a ser trasladados a instituciones de salud de mayor complejidad, ya sea en Rosario como en Santa Fe. 

En relación a este servicio, Brigalia aseguró que “no lo tenemos y no lo vamos a tener por la cantidad de casos que maneja el departamento. Nosotros no podemos hacer todos los partos acá, sí los mayores a 37 semanas y sin riesgos. Porque, si tenemos pacientes con riesgos o con bebés con problemas detectados antes del nacimiento, debemos derivarlos a servicios de maternidades de tercer nivel, nosotros cumplimos con maternidades de segundo nivel”.

Según el funcionario, en el departamento San Martín hay un promedio de cinco o seis casos anuales de nacimientos que necesitan el servicio. Además, “si no conseguimos pediatras comunes, menos vamos a conseguir neonatólogos, que se concentran en las ciudades más grandes”, aclaró y especificó que, para contar con ese servicio deberían existir un “mínimo de 100 casos”.

Por otra parte, en relación a los partos por cesáreas, manifestó que se está trabajando para cumplir con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud de reducir las intervenciones posibilitando los partos vaginales, aunque en la región el índice de cesáreas siga siendo alta. “La OMS nos está pidiendo a gritos que se vuelvan a hacer partos normales, donde la paciente expulse a su bebé de forma natural y no con tanta cirugía, que es un riesgo”. 

Al respecto, especificó que las políticas destinadas a bajar los partos con cirugía existen, pero que los cambios en ese sentido son lentos “porque parte del compromiso de todos los obstetras, y no en todos los lugares tenemos obstetras”.

Maternidad Segura

Ante la advertencia de los riesgos que implica el traslado de urgencia de parturientas a más de cien kilómetros, Brigalia reconoce que la situación no es la ideal. “Claro que no es seguro, es preferible que nazca en el lugar y no sobre una ambulancia, porque tenemos que entrar a cualquier pueblo a un efector para dar los primeros pasos de un nacimiento. Lo ideal es que nazcan todos en un solo lugar y no tener que trasladarlas”.

Sin embargo, el funcionario estima que las distancias entre las localidades del departamento y el hospital sanjorgense no son demasiadas. “Desde cualquier pueblo a San Jorge, no se superan los 80 kilómetros. Hoy, con la movilidad que tenemos, cada efector llega muy rápido”. Por otra parte, para morigerar el riesgo, aseguró que se refuerza el control de las embarazadas para el pronto traslado en caso que lo requieran.

En síntesis, el estado de cosas del sistema de salud parece no ofrecer un cambio de realidad en el corto plazo. La punta del ovillo para la problemática de los nacimientos estaría en la formación y distribución de los profesionales dentro del territorio provincial, algo que depende de las políticas no solo de salud, sino de Educación. Con todo, se debería unificar un rumbo desde la dirigencia política para revertir esta problemática en los próximos años.

NOTAS RELACIONADAS
spot_img

MAS VISTAS

Secured By miniOrange