16.6 C
San Jorge
miércoles, junio 19, 2024
spot_img
HomeRegionalesCañada de GómezCondenan a un hombre por delitos sexuales contra menores de su familia

Condenan a un hombre por delitos sexuales contra menores de su familia

La sentencia judicial establece una pena de cuatro años y medio de prisión.

Por Quique de María

Un hombre de Carcarañá fue condenado por delitos contra la integridad sexual de dos menores de su entorno familiar. La sentencia en primera instancia fue dictada por el tribunal unipersonal a cargo de la jueza, Mariel Minetti de Cañada de Gómez. Por el Ministerio Público de la Acusación (MPA) intervino la abogada Natalia Benvenutto, la defensa estuvo a cargo de Sergio Casas y como representantes de la querella de una de las víctimas, Ángelo Rossini. Los familiares de la segunda damnificada no se constituyeron en querellantes. La pena que le corresponde al agresor es de cuatro años y medio de prisión.

Los delitos, sobre los cuales evitaremos mayores detalles para no revictimizar a las menores, fueron cometidos en las ciudades de Las Parejas y Carcarañá. El último episodio tuvo lugar en 2021.

Este proceso judicial llevado a cabo en los tribunales de Cañada de Gómez, comenzó el miércoles 1º de marzo. En las audiencias del primer y segundo día se escuchó a diversos testigos presentados por la fiscalía y dos por la querella, incluida una psicóloga.

Cabe aclarar que, en el marco de este juicio, el imputado ejerció su derecho de hacer uso de la palabra y expresó su inocencia.

El viernes 3 de marzo fue la jornada de los alegatos de clausura. Donde luego de argumentar, la fiscal solicitó ocho años de prisión efectiva, la querella pidió seis años por su víctima representada, mientras que la defensa peticionó la absolución.

Al término de la audiencia El Impreso pudo obtener declaraciones del abogado defensor quien manifestó: “Arribamos a este juicio como nuevos abogados, ya que tuvo otros durante la investigación. Vinimos a velar por la seguridad jurídica dentro del juicio oral, que se le respeten las garantías constitucionales”.

Respecto de sus argumentos de defensa expresó que “siempre tenemos presente la versión del imputado, quien desde un primer momento negó que estos abusos hayan sucedido”.

En cuanto a la fundamentación principal para el pedido de absolución, el abogado explicó que “los hechos no tienen que dejar lugar a dudas”. Esto último guarda relación directa con lo expresado en la audiencia donde el representante legal del acusado sostuvo que de ninguna de las pruebas presentadas por las otras partes existe la certeza necesaria que se requiere para cualquier condena.

La querella

Por otra parte, el abogado de la querella, Angelo Rossini manifestó a este medio que “entendemos que la prueba fue muy contundente durante todo el juicio, la fiscal Natalia Benvenutto hizo un trabajo impecable como siempre lo hace. Pero la prueba fue toda en el mismo sentido. Estuvo la declaración de la madre de la menor, la declaración de la menor en cámara Gesell, un análisis de su diario íntimo, análisis de la psicóloga de Policía, de la médica forense. Hubo una serie de pruebas que no tuvieron ningún tipo de fisuras ni contradicciones, y que todas se encasillaron hacia un mismo lugar, todas indican que el acusado es culpable. Por otro lado, no hubo prueba producida por la defensa. A mí realmente me sorprendería mucho si esto no terminaba en una condena”.

El delito que le achacó Rossini al acusado fue abuso sexual simple (sin acceso carnal) agravado por ser el padre de la menor, y tiene una escala penal que va de un mínimo de tres a un máximo de diez años. Para determinar el monto de la pena el profesional explicó que tuvo en cuenta todas las agravantes como también las atenuantes, por ejemplo, la falta de antecedentes penales. A través de ese análisis determinó que la condena a seis años de cumplimiento efectivo es la que correspondería.

La madre de una de las víctimas, constituida en querellante, estuvo presente durante la audiencia, y decidió acompañar a su representante legal durante la entrevista que le realizáramos en las puertas de los tribunales. Sin embargo, optó por no declarar.

El fallo

Finalmente, se conoció en la mañana de este martes 7 de marzo, el fallo en primera instancia dictado por la jueza Minetti. La sentencia fue de cuatro años y seis meses de prisión de cumplimiento efectivo por abuso sexual simple agravado por el vínculo y por tratarse de menores de edad. La magistrada también dispuso que se mantenga la medida cautelar de la prisión preventiva efectiva hasta que haya condena firme.

Como es de rigor, las partes aguardarán los fundamentos del fallo para resolver si apelan el veredicto. Sin embargo, al finalizar la audiencia pudimos hablar con la fiscal Benvenutto quien se mostró satisfecha por el hecho de que haya habido condena.

La fiscal hizo las siguientes consideraciones: “Es un aspecto muy positivo lograr determinar la responsabilidad penal. Lo hablamos recién con los familiares de las dos víctimas. La importancia de que se logró dar cuenta de lo que las nenas dijeron. Que el tribunal logró entender la verdad, y que a partir de ahora en el caso de estas dos criaturas es todo un proceso de curación. La segunda parte de esta cuestión resolutoria fue la pena efectiva a cuatro años y seis meses de prisión”.

La fiscal también afirmó que esperará los fundamentos del fallo, los evaluará, se lo transmitirá a las víctimas y, dentro del marco de la ley, atenderá su deseo para resolver si se apela o no.

Por su parte Rossini afirmó: “Estamos contentos por el veredicto de culpabilidad. Entendemos que es un paso importante que le permite a las víctimas y a sus familiares poder cerrar y dar vuelta la página. Creo que la pena podría haber estado un poco más arriba, cinco años y dos o tres meses, conforme lo que pasó en el juicio. Pero la realidad es que nuestro sistema le da al juez una libertad muy amplia a la hora de elegir la pena”.

“Evaluamos como un resultado favorable -continuó Rossini. Y hablando con mi clienta, está contenta con el resultado. Si bien queda claro que ninguna pena le hubiese resultado suficiente como ocurre normalmente, pero igual nos deja satisfechos”.

 El abogado también manifestó que aguardarán los fundamentos del fallo para resolver si lo apelan o no, y por lógica, la decisión de su clienta.

Al abogado defensor Sergio Casas, que estuvo presente en la audiencia de manera remota, indicó a este medio que: “Entendemos que dentro de estas responsabilidades penales siempre a uno le despiertan muchas dudas, y yo creo que a su señoría también, en cierta forma, le ha despertado algún tipo de duda respecto de la cantidad de años que pedía la fiscal, en virtud de que estamos hablando que superaba ampliamente el mínimo de la pena”.

Disconforme

El defensor expresó que “probablemente ambas partes apelarán. Así que nos reuniremos con mi cliente para ver qué decide hacer. Entiendo que debería corresponder una apelación en virtud de que la defensa había solicitado la absolución. Uno siempre toma estos casos teniendo en cuenta la versión del propio imputado, quien afirma que nada tuvo que ver con este tipo de conducta penal”. “Mi cliente no está conforme porque él se considera inocente, – continuó- estamos hablando de su hija y de su sobrina, y por eso también es que nosotros tomamos este caso. Así que entiendo que más allá de que la situación fue muy positiva desde el punto de vista jurídico, desde el punto de vista penal, seguramente buscará en la Cámara de Apelaciones una solución distinta”.

Queda esperar que vuelva a expedirse la jueza Minetti para que las partes comiencen a resolver, si apelarán o no. Se advierte en todos los testimonios una suerte de satisfacción con el resultado. No obstante, nada garantiza que cada uno vaya a conformarse con lo acontecido en los Tribunales cañadenses.

NOTAS RELACIONADAS
spot_img

MAS VISTAS

Secured By miniOrange