18.2 C
San Jorge
sábado, abril 13, 2024
spot_img
HomeRegionalesCañada de GómezTalio Peloni y una pasión redonda y naranja

Talio Peloni y una pasión redonda y naranja

Nuestro personaje de hoy es Jorge Rubén Peloni, más conocido por “Talio”, notable jugador de básquet de la ciudad de Cañada de Gómez.

Por Ruben Eduardo “Kelo” Moreno

A mediado de los años ’50, comenzó su romance con ese gran deporte cuando lo convocó a jugar el señor Cesiro Piccinini, al notar que era el más alto de la fila en la Escuela Normal.

Por aquellos años el básquet no tenía grandes posibilidades de desarrollo y fue un gran regalo haber sido nominado para integrar la Selección Santafesina de mayores en el campeonato argentino realizado en San juan. Esto lo potenció definitivamente desde 1965 en adelante.

Mientras continuaba con su carrera como basquetbolista, comenzaba a asomar el Talio dirigente, participando de las reuniones que se realizaban en distintos lugares de la provincia de Santa Fe, en busca de un mayor nivel de competencia, organizándose así, desde 1969, “La Copa Gobernador de la Provincia”; un éxito deportivo rotundo donde el Sport club Cañadense tuvo mucho que ver.

En diciembre de 1974 colgó las zapatillas definitivamente para abocarse a lo dirigencial que duró hasta el año `83 para luego pasar al nivel de la Liga Nacional, hecho que cambió al deporte argentino.

En 1986 León Najnudel –  afamado entrenador- y a juicio de Talio “el mejor dirigente deportivo de argentina”, asumió en el Sport Club y su presencia generó un revuelo nacional. Según contó el protagonista de esta nota a El Impreso “Najnudel trajo consigo el primer reclutamiento de jugadores jóvenes de todo el país”.

A partir de ahí la Liga Nacional no se detuvo y siguió creciendo y jugando. Luego de mucho bregar llegó la Liga de las Américas.

Hugo Ariel Sconocchini (el deportista más famoso de la historia de la ciudad) fue el más conocido de los jugadores, producto del enorme esfuerzo de mucha gente.

Desde la liga –como decía León- hubo trabajo para muchos; luego de más de 15 años como “head coach”.

Talio volvió a su querencia  y se expresó textualmente: “solo para comprobar que el traje de dirigente me quedaba grande, ya que tenía una nula ambición personal de poder, una escasísima autoestima y fue allí donde entendí que iba a ser solamente un soldadito más, un hincha, un barra pero no más que eso…” y los hinchas, aparte de la pasión irrenunciable, son los verdaderos sostenes de las Instituciones, que no es poco.

Transitando estos tiempos, Talio no tiene más que palabras de agradecimiento al Sport Club Cañadense porque dice que le dio mucho más de lo que él pudo darle.

También agradece haber trabajado en los clubes Deportivo Norte de Armstrong, San Martín de Marcos Juárez; San Martín de Carlos Pellegrini, y no dejó de reconocer sus vínculos afectivos durante tantos años de la Asociación Cañadense de Básquetbol.

También nos queda por decir que aún se hacen torneos en homenaje a él llevando su nombre. Así pasó Talio Peloni otro personaje notable que dejó su huella y su granito de arena para engrandecer a un deporte que es pasión de muchos ciudadanos.

NOTAS RELACIONADAS
spot_img

MAS VISTAS

Secured By miniOrange