16.7 C
San Jorge
jueves, abril 18, 2024
spot_img
HomeRegionalesBustinzaBustinza: la localidad que logró reducir la cantidad de basura que genera

Bustinza: la localidad que logró reducir la cantidad de basura que genera

Sus habitantes producen 230 gramos de basura diaria cuando el promedio por persona es de 1,15 kilogramos

Por Pablo Amadei

Seis años después de que el Ministerio de Medio Ambiente de la provincia aprobara el cierre de la cava a cielo abierto de Bustinza, esta localidad del departamento Iriondo puede decir que las políticas públicas medioambiental y de reciclaje que ha venido llevando a cabo desde entonces rinden frutos. 

Un informe del área comunal de Medio Ambiente destaca que cada habitante de este pequeño pueblo genera apenas una quinta parte de lo que el argentino promedio tira diariamente. Para ponerlo en cifras, según datos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Nación, en promedio cada argentino produce 1.15 kilogramos de residuos sólidos al día. En Bustinza esa cifra se reduce a apenas 230 gramos. 

No hay mal que por bien no venga”, aseguró el Presidente Comunal Fabián Ballori.  “A partir de lo que sucedió con el basural, comenzamos a intensificar proyectos que ya teníamos en mente y hoy podemos decir que trabajamos para recuperar vidrio, cartón y plásticos, lo que nos permitió reducir enormemente la basura que no se recicla”, agregó 

Por su parte, Paola Pimienta Roca, responsable del área medioambiental de la Comuna afirmó que desde su ámbito “se trabaja con residuos, algo que nadie quiere tener dentro de su casa por diversas razones, algo que se deja en la puerta o vereda para que otro lleve. Desde la comprensión de esa realidad, el Estado tiene que generar políticas públicas que permitan profundizar este trabajo en las localidades. En nuestro caso abrimos un paraguas de acciones, que fueron desde el cierre de la cava hace seis años, hasta la separación en orgánicos que hoy se está llevando adelante con los grandes generadores”.

Una batería de acciones

Teniendo en cuenta que la localidad no tiene lugar para la disposición final de sus residuos, en 2017 la comuna firmó un contrato con la empresa Resicom Ingeniería Ambiental S.R.L que recoge semanalmente la basura que no se recicla y la deposita en un relleno sanitario ubicado en Ricardone.

Como la comuna paga por este servicio, le permite tener un registro de cuántos kilos de residuos se generan y llevar estadísticas que antes no se tenían. “En el penúltimo trimestre del 2022 logramos una reducción de residuos a disposición final de seis toneladas por mes, comparado con el mismo periodo del 2021”, manifestó la funcionaria comunal.

Paralelamente y con el objeto de reducir el volumen de residuos, la comuna firmó sendos convenios hace más de cinco años con la Empresas Progeas para la recuperación de residuos informáticos y electrónicos y con Leandro Jaime de Totoras que se encarga de recibir papel, cartón y plástico. A esto hay que agregarle que, desde el año pasado, con la Fundación Propósito Regenerar, con su Programa Botella de Amor, se reutilizan los plásticos de un solo uso. 

En diciembre del año pasado llegamos con la última entrega que se realizó para reciclaje a las primeras 10 toneladas en materiales recuperables desde que se inició el trabajo de concientización hace poco más 5 años”, celebró Pimienta Roca.

Recolección diferenciada

En la actualidad Bustinza realiza la recolección diferenciada de residuos recuperables una vez por semana. La comuna sirve como punto de acopio de residuos informáticos y electrónicos y se recepcionan las botellas rellenas con plásticos de un solo uso. Además, en diferentes puntos de la localidad, hay canastos para la disposición de plásticos. También se rubricaron acuerdos con comercios, instituciones y grandes generadores de residuos orgánicos.

Para el desarrollo de todas estas iniciativas fue fundamental el trabajo conjunto con las escuelas donde se designaron Embajadores Ambientales y adonde permanentemente se realizan capacitaciones relacionadas con el cuidado del medio ambiente y la separación en origen de los residuos que se generan en los hogares.

Los niños como aliados

Descubrimos un gran aliado en la comunidad educativa. Llos chicos con una cabeza cambiada y con nuevas demandas, tienen una gran receptibilidad a las propuestas de cuidado del medio ambiente, y en algunos casos hasta te las traen ellos mismos, tienen otro chip”, puntualizó la funcionaria comunal.

En el mismo sentido, Fabián Ballori coincidió y destacó que es fundamental  ”trabajar con los más chicos porque es muy difícil decirle a la gente grande que hay que hacer algo de manera diferente cuando hace 50 años que hace lo mismo. Por eso hay que trabajar con los pequeños que van a ser difusores en sus familias”.

Reciclado de tapitas

El presidente comunal adelantó que en este año se comenzará a reciclar las tapitas de plástico y por ellos se colocarán lugares de recepción en las escuelas. “Hay que tratar de reducir la mayor cantidad de basura que generamos. Tenemos que aprender a reciclar el vidrio, el plástico, los cartones y solo sacar lo que no se puede reciclar”, puntualizó. 

Por su parte, Pimienta Roca destacó también la colaboración de los vecinos y contó que el año pasado comenzaron una experiencia piloto de compostaje casero y de separación de orgánicos con parte del sector gastronómico y de grandes generadores como verdulerías.

Hubo capacitaciones constantes brindadas por el INTA Cañada de Gómez y la entrega de tachos para la separación y la disposición de un espacio para la elaboración de compost en el predio de la Escuela Primaria Nº 255 donde desde hace varios años funciona la huerta comunitaria Manos Verdes.

Cambio de hábitos

En medio ambiente no hay linealidades, se trabaja en cambios de hábitos, que son cambios profundos y que requieren tiempo para ver los resultados. A veces, lo que funciona en una localidad no funciona en otr. Uno delimita algunos dispositivos para ir entrando de a poco a los hogares. Buscar estrategias y las formas de llegada al vecino es una tarea de todos los días, que requiere apertura y flexibilidad para ajustarse al momento y al lugar. En realidad, en lo que en general necesitamos trabajar todos es en la reducción del consumo, incorporar que muchas cosas que tiramos pueden tener una nueva oportunidad y que otras que compramos realmente no las precisamos”, finalizó Pimienta Roca.

NOTAS RELACIONADAS
spot_img

MAS VISTAS

Secured By miniOrange