18.2 C
San Jorge
sábado, abril 13, 2024
spot_img
HomeGéneros"Hay un asesino suelto y eso duele", dijo el fiscal del femicidio...

“Hay un asesino suelto y eso duele”, dijo el fiscal del femicidio de Florencia Gómez

Omar De Pedro anunció que un gabinete científico de la Policía Federal revisará las pericias de la causa y reiteró el pedido de ayuda a la comunidad.

Luis Emilio Blanco

“Somos conscientes de que hay un asesino que está suelto y eso nos duele. Pero para satisfacer las ansias que todos tenemos, primero debemos trabajar seriamente y después tomar las medidas necesarias para conseguir los resultados”, dijo Omar De Pedro, el fiscal que investiga el femicidio de María Florencia Gómez Poulliastrou. Con ese objetivo, el agente de la Justicia aseguró que comenzará un proceso de revisión de pericias y material colectado en la causa con la intervención de dependencias de investigación científica de la Policía Federal Argentina (PFA).

Al cumplirse este 12 de octubre el segundo aniversario del femicidio de la militante social, política y feminista de San Jorge, el fiscal aclaró que el silencio en torno a las novedades que se dan en la investigación obedece a una circunstancia determinada con la propia familia. “Llevo mucho tiempo en investigaciones y en el Poder Judicial y vi pocas causas con esta complejidad, con dificultades y la prudencia que, según entiendo, se merece trabajar. En muchos casos, para que algo se movilice, conviene salir y dar entrevistas, pero en otros, conviene la prudencia y esta es la estrategia que decidimos junto a la familia. Había muchas cuestiones privadas, mucha gente implicada y muchos temas a chequear. Es abundante la información que llega permanentemente”, detalló.

En el mismo sentido, se disculpó por no haber arribado a una resolución durante el período transcurrido, aunque consideró que fueron importantes los logros alcanzados. “Lamento no haber tenido un resultado positivo con una identificación y una detención. No obstante, tuvimos avances. En la mayoría de los casos que están parados, la familia es la primera que se queja. Pero en este, estamos codo a codo con todo lo que tiene que ver con la querella chequeando permanentemente cada circunstancia”, remarcó.

Mentiras en la sala

Es un caso difícil porque fue un femicidio que ocurrió a 1.300 metros de la ciudad y los testigos dieron distintas versiones”, repasó y aseguró que “no hay dudas de que mucha gente mintió en la causa, lo que lleva a tener que corroborar versiones. Pero tenemos también datos objetivos que pueden llegar a conectar a equis persona con el hecho. No es una investigación que esté empantanada o en punto cero”.

El fiscal dijo que luego de reuniones que mantuvo con autoridades de la PFA decidió someter a revisión todo lo que se obtuvo desde que ocurrió el femicidio hasta el momento. “Vamos a rever absolutamente todas las pericias y las medidas que realizamos, con elementos técnicos que son superiores a los que tenemos. Entiendo que con esto vamos a dar un nuevo empuje a la investigación”, destacó De Pedro, en diálogo con el periodista Guillermo Zuvinicar de la radio local 102.7.

Señaló además que “es un grupo de primer nivel con quien compartimos la idea de volver a peritar todos los celulares que tenemos secuestrados y que consideremos necesario, cursar medidas con el área de psicológica, de grafología y desde otras disciplinas que nos pusieron a disposición. Estaré viajando a Buenos Aires en breve para acordar las áreas de revisión, algo que tal vez sirva para que nos ayuden”.

Pedido de ayuda

Cualquiera que tenga algún tipo de información que la acerque. Que nos ayuden. Si alguien tiene temor a declarar le garantizamos la reserva necesaria para que lo haga sin miedo. Mi número de teléfono es 342 4683670 y no tengo ningún problema en recibir información, incluso en hablar personalmente como lo hice en varios casos.

Fui hasta la casa de personas que tenían miedo y mantuvimos una charla para analizar si tenían algo para aportar”, dijo el funcionario judicial y subrayó que “a lo único que podemos comprometernos es a trabajar día y noche. Hace unos meses había una persona que quería declarar y para eso me fui a las cuatro de la madrugada. Estamos trabajando, pero no podemos garantizar un resultado. Ojalá ocurra, pero necesitamos la colaboración de todos y ahí son importantes también los medios de comunicación, a quienes les quiero agradecer porque es importante mantener vivo el recuerdo y el reclamo. Eso sirve para que si alguien no se anima a hablar pueda decidirse y lo haga”.

En cuanto al paso del tiempo transcurrido dijo que “en este tipo de casos lo ideal es recolectar todo lo que se pueda, pero cuando pasa un lapso y se ve que se trabaja con responsabilidad la gente se anima a hablar. Puede ocurrir que tanto un testigo, como alguien que esté cercano al femicida, se anime a acercar algún dato. No sería la primera vez que pasa y tengo esperanzas con eso porque hay elementos para cotejar que, presumo, tienen que ver con este hecho”.

De Pedro aseguró que “en la mayoría de los casos que me tocaron en mis años de trabajo obtuvimos resultados positivos. Pero este está siendo esquivo y no es precisamente lo que queremos. No es que no estamos trabajando, actualmente el expediente tiene más de diez cuerpos que formalizan todo lo que vamos haciendo”.

Según explicó, el caso es complejo por la lejanía del lugar en el que ocurrió el hecho, lo cual no permite chequear diversas circunstancias como puede ocurrir en un espacio urbanizado en donde, en general, hay cámaras o personas que pueden aportar datos de lo ocurrido previamente, del momento o de situaciones que se dieron después del hecho concreto. “También de los motivos que podrían haberse suscitado. En algunos casos similares se sabe de personas que amenazaban, que tenían actos de violencia o alguna cuestión determinada. En el caso de Florencia se dieron distintas hipótesis y, para ser honesto, varias son razonables”, explicó De Pedro.

Al límite

“En más de una oportunidad pensábamos que estábamos prácticamente a las puertas de algún anuncio y tuvimos que mantenerlo, seguir investigando y ser prudentes. Hubo varios sospechosos muy fuertes y en ninguno de los casos logramos la totalidad de las pruebas que pueden sostener una detención o eventualmente llegar a una condena. Siempre hay que pensar que para ello no basta la intuición, sino que se necesita una certeza y no debe haber lugar a dudas. No alcanza con posicionar a alguien cerca, o que la haya amenazado, porque no es suficiente para ordenar una detención, blanquear toda la investigación y que luego falte algo y no se logre”, dijo el fiscal y agregó que “por eso, tanto la Fiscalía como la querella, sostenemos la misma estrategia de continuar trabajando, reuniendo pruebas y chequeando todo lo necesario”.

En relación a los tramites dijo que se solicitaron más de 40 análisis ADN y quedan por ordenar otros relacionados con personas que no pudieron someterse hasta ahora por diversas circunstancias. “Tenemos algún elemento objetivo como para cotejarlos y hay que ponerle un nombre, pero eso no descarta que no sean más de uno”, destacó el fiscal.

También se refirió a pasajes que dificultaron los avances. “Sin temor a perder la prudencia que tenemos en la investigación puedo decir que mucha gente tuvo acceso a la causa, algo que inicialmente la complicó. Cuando llegué, había gente que venía y me decía ‘acá tengo la fotocopia de lo que declaré’. O quien salía de declarar y a los diez minutos me llamaba un periodista y me preguntaba sobre lo que declaró el testigo. No sé cómo se enteraban, pero eso no ayudó nunca”, dijo De Pedro y explicó que “por eso soy tan prudente. Les pido a todos que vengan y hablen conmigo directamente. Nos está faltando algo, pero en algún momento se va a lograr. No es que estamos en cero o a ciegas, tenemos pistas, pero decidimos ser prudentes”.

Sufrimiento

“En este punto quiero hacer una mención especial a la familia, porque están sufriendo mucho y a pesar de ello están absolutamente activos en relación a la causa. Se que les preocupa también que esto se sepa porque si no, da la impresión, de que hay gente que los pone a ellos en el banquillo de los acusados. Por eso siempre repito que el que tenga algo que venga y hable conmigo, o si no, que nos dejen trabajar”, se ofuscó. “Ellos se ocupan, se movilizan, consiguen gente para marchar. Lo que hay que hacer es brindarles apoyo porque eso es lo que necesitan. Y desde ya que, desde el punto de vista afectivo, están sufriendo mucho también”, concluyó De Pedro.

NOTAS RELACIONADAS
spot_img

MAS VISTAS

Secured By miniOrange