17.1 C
San Jorge
martes, abril 16, 2024
spot_img
HomeSociedadNo interrumpas un proceso fisiológico

No interrumpas un proceso fisiológico

Por Elisa Ridolfo

Muchas veces las personas que criamos nos sentimos ansiosas y perdemos de vista al niño y sus necesidades, creemos generalmente que necesita lo que nosotros necesitamos.

Entonces nace y deseamos que tome la teta en forma perfecta, que sepa regularse, que conozca sobre hacer caca, pis, cólicos, que no se aburra, que sepa rolar, sostener una postura vertical. Después vamos a querer que se mantenga sentado, que gatee, que coma, que agarre las cosas y juegue.

Te cuento que todo esto el bebé lo logra solo pero a su tiempo. Su tiempo, no el tiempo del adulto. Por ejemplo, el bebé nace y se encuentra con un mundo totalmente diferente del que venía conociendo dentro del útero, pasa de una vida acuática a una vida aérea en minutos y debe adaptarse. Primero necesita tiempo para sentir el olor, reconocer donde está y asegurar que no corre ningún riesgo. Una vez que se siente seguro, su instinto va a guiarlo hacia el alimento. Pero a veces no tiene todavía la fuerza necesaria para succionar en forma adecuada, entonces vuelve a necesitar tiempo.

La fisiología es la sabiduría del cuerpo. Si la respetamos, cada proceso se da en forma perfecta. Cuando tenemos ganas de orinar, nuestra vejiga se llena hasta el punto en que necesitamos si o si ir al baño, si no vamos eso nos ocasiona serios problemas. Cuando intentamos controlar un proceso fisiológico generamos tensión, desregulación y malestar, tanto emocional como orgánico.

Si al bebé que nace no le damos el tiempo suficiente para comprender cómo succionar y alimentarse y decidimos que tiene que tomar una mamadera, limitamos y reprimimos su autoregulación. La leche que sale de la tetina de la mamadera no se regula, sale de golpe, no tiene pausas, por eso desregula al bebé ocasionándole estrés, cólicos y reflujo en la mayoría de los casos. Cuando el bebé succiona en forma fisiológica lo hace lentamente, succiona cuatro veces y traga una ¿Podés ver la diferencia?

Otro ejemplo se da cuando tomamos al bebé y lo sentamos antes de tiempo, porque “creemos que acostado se aburre y necesita ver el mundo sentado”. Sus caderas, que aún no están preparadas para soportar el peso del cuerpo, se cansan muchísimo. Irrumpimos otro proceso natural porque el cerebro del bebé va a enviar la orden de calcificar la zona, ya que percibe que se necesita fuerza y así va a ser, calcificamos antes de estar fisiológicamente preparados ¿Sabías que un bebé puede resistir y sostener una postura solo 17 segundos? Imaginate a un bebé sentado una hora. Por eso, muchas veces vemos que los bebés caen como bolsas de papa, que no pueden defenderse de los golpes, porque los brazos no responden cuando se los sienta en forma anticipada.

Fisiológicamente, el bebé primero rola, después se arrastra y luego se sienta y eso ocurre cerca los ocho meses. Pretender que un bebé a los cinco o seis meses se siente porque tiene que alimentarse es desconocer sobre fisiología.

Se puede iniciar la alimentación complementaria siempre que se vean algunas señales de forma claras:  agarra un objeto y se lo lleva a la boca, no tiene más el reflejo de eyección (no saca la lengua hacia afuera) y puede permanecer sentado. Antes de esto, lo que puedo hacer es acostarlo en el suelo y sobre un nylon o mantel disponer de algunos alimentos para que explore su textura, olor, forma y color pero no puedo pretender que coma. La alimentación requiere tiempo y hasta el año se explora y se conoce, por eso se llama complementaria, la lactancia es la alimentación de base.

No quiero que sientas culpa ni que hiciste las cosas mal al enterarte de esta información, no tenías por qué saberlo. Citemos una frase hermosa de Maturana que dice “no nos equivocamos, no sabemos” y Melina Bronfman le agrega “y ahora que sabemos ¿Qué hacemos con lo que sabemos?”. Creo que es momento de reparar. Se puede, siempre se puede. Lo más importante es volver a recuperar la mirada desde el lugar del niño/bebé y hacerte esta pregunta: ¿Mi hijx puede hacerlo solo? Si la respuesta es no, entonces no hay que hacerlo. Si la respuesta es sí, adelante.

No interrumpas un proceso fisiológico, respetá los tiempos de tu bebé y asegurale una vida más regulada y feliz.

NOTAS RELACIONADAS
spot_img

MAS VISTAS

Secured By miniOrange