14.9 C
San Jorge
miércoles, abril 17, 2024
spot_img
HomeCulturaDe la mano de Campusano, la ciudad de San Jorge se abre...

De la mano de Campusano, la ciudad de San Jorge se abre paso a la producción en la industria audiovisual

El director desembarcó en la ciudad para comandar una experimentación fílmica que oficia de apertura para una industria cinematográfica local.

Por Rodrigo Chavez Lagraba

La rutina de la ciudad de San Jorge se vio alterada durante el mes de julio a raíz de diversos cortes y movimientos poco habituales en las calles. En esta ocasión, esos movimientos no obedecieron a manifestaciones o reclamos, sino a técnicos y camarógrafos que utilizaron diferentes lugares de la localidad para rodar una producción audiovisual. José Celestino Campusano, director y productor de dilatada trayectoria en la pantalla grande, fue el encargado de dirigir el equipo de rodaje y es quien encabeza el proyecto. En diálogo con El Impreso del Oeste, el director de películas de culto como “El Perro Molina” y “Vikingo”, explicó cómo fue que surgió la propuesta de trabajar en esta ciudad.

¿Por qué San Jorge?

Porque el intendente de San Jorge fue un visionario en abrir las puertas de la ciudad. Hay cuatro personas claves que estuvieron en “La reina desnuda”, una película que filmamos en Gálvez el año pasado y, a partir de ahí, se generó la premisa de hacer algún ejercicio audiovisual de magnitud en la ciudad. Por eso fuimos a hablar con funcionarios del municipio, junto a Dolores Tezanos, mi pareja y productora, y encontramos que había mucho interés en desarrollar lo que podía ser, en un futuro, una suerte de polo audiovisual, un espacio de generación constante, de capacitación y contenidos. En efecto, hicimos un ejercicio para activar a los diferentes colectivos de San Jorge y resultó muy favorable. Ahora estamos viendo, para enero o febrero, trasladar una película con apoyo del Incaa y tres meses después filmar otra producción.

¿Cómo surgió la propuesta?

La idea fue de cuatro personas que provienen del área de teatro (Juliana, Federico, Martín y Adriana) que armaron la alianza con la intendencia, que entendió la importancia de generar mano de obra calificada, del traslado de creatividad y tecnología a la ciudad. También fue importante el apoyo por parte de sponsors, empresas privadas e instituciones que acercaron recursos. Esto dio como resultado esta experimentación que comenzó, pero que no tiene vistas de terminar ahora.

¿Cuánto duró el rodaje en la ciudad?

Nosotros veníamos haciendo varias visitas, prácticas y contactos durante diez meses. Ahora, en esta etapa, tuvimos dos semanas de rodaje. La propuesta es un experimento en sí mismo, porque estamos hablando de una ciudad que no tiene un pasado audiovisual; verdaderamente, no se hicieron ni series, ni series web, ni largometrajes, nada por el estilo, no hay una cultura audiovisual propiamente dicha. Por eso, parte de este experimento tiene que ver con ir escalando en un tiempo prudencialmente corto, en forma sostenida, la realización de contenidos de ficción, documentales y experimentales.

¿Se trata de un largometraje?

Tenemos que ver todo el material. Se filmó dentro de condiciones muy óptimas pero complejas. Yo te diría que es una experimentación, no un largometraje. Porque tenemos que someterlo a las instancias de posproducción y ahí sabremos qué será.

¿Cómo se llama el proyecto y quién estuvo a cargo del guión?

Al guión lo escribí yo y el proyecto se llama “El Clan Vega”. Habla de un hecho verídico, sucedido en las profundidades del conurbano bonaerense, hace ya unos ocho o diez años. Tiene que ver con un hecho delictivo de magnitud, pero que sucede de tal manera que, al ser cometido por los integrantes de una familia que son padre, madre y dos hijas pequeñas, las instituciones y la propia población no saben cómo contrarrestarlo; conocen todas las triquiñuelas de la legalidad y, evidentemente, vienen haciendo lo que hacen de población en población a fin de resultar impunes. Aunque parezca increíble, los hechos verídicos son más intensos y trágicos que lo que plantea la película.

¿Los actores que conforman el reparto son locales?

Todo el elenco artístico corresponde a la ciudad, no hay nadie que no sea de San Jorge. Valoramos mucho a la gente de teatro por comprometida, por leal, por constante en lo que hace. Somos parte de una red internacional muy grande, Clusters Audiovisuales. Esta red tiene ocho sedes en Argentina y otras ocho diseminadas por Bolivia, México, Perú, Chile, Uruguay y, a través de esta red, conseguimos todo un apoyo logístico para que puedan viajar catorce técnicos de diferentes puntos. Es gente que dejó de hacer sus trabajos habituales para poder compartir con la comunidad de San Jorge sus conocimientos, habilidades y elementos.

Recorrieron bastante la ciudad ¿Qué sensación se llevan?

Quiero muchísimo a Santa Fe. A diferencia de otras provincias donde hay áreas de cultura y demás que realmente fueron totalmente hostiles, desde los municipios de la provincia, principalmente en San Jorge, encontramos mucha generosidad y apertura. No desde el lado provincial, porque no tuvimos ningún apoyo cuando, en su momento con “La reina desnuda”, se nos había asegurado que iba a haber. Pero cuando viajamos para Gálvez con todo el equipo, no lo hubo y eso no se hace. Te encontrás de repente en un situación que no podés resolver, porque se resuelve únicamente con dinero.

¿Hay fecha estimativa para la finalización de la posproducción?

No tenemos una métrica definida, porque todo es parte de un descubrir. Estimo que será el primer semestre del año próximo. Esperamos que así sea, lo que pasa es que estamos produciéndo de una forma bastante constante. Hace escasos tres meses terminamos una coproducción con Estados Unidos, que se filmó en San Clemente, hablada en inglés y esta semana iniciamos una película que es coproducción con Bolivia y Estados Unidos que se titula “Un esclavo en Texas”. Por eso estamos siempre con mucha dinámica de trabajo, eso implica que estamos también con instancias de posproducción muy copadas

¿Cómo se va a distribuir?

Hoy en día es muy complejo el tema de la distribución. Es tan complejo que estamos pensando en bancarlo nosotros. Siempre recurrimos a profesionales de la distribución, de hecho hicimos muchas retrospectivas en diversos países. Pero, hoy en día, hay menos festivales y algunas distribuidoras, porque el período de confinamiento fue muy trágico para la actividad. Así que estamos pensando muy seriamente en dedicarnos a todo lo que tiene que ver con distribución, retrospectivas y ciclos en el mundo.

¿Hay posibilidades de que este experimento forme parte de la plataforma de Cine.ar?

Todo es posible. Con la plataforma de Cine.ar tuvimos realmente una química muy buena a lo largo de los años, por eso creo que sí. Hasta ahora fueron permeables, siempre. De hecho, hay mucha producción nuestra allí. No creo que haya problemas para que esta producción también esté, de alguna forma, en la plataforma.

NOTAS RELACIONADAS
spot_img

MAS VISTAS

Secured By miniOrange