16.7 C
San Jorge
jueves, abril 18, 2024
spot_img
HomeRegionalesCañada de GómezAsí fue la primera ablación múltiple de órganos en Cañada de Gómez

Así fue la primera ablación múltiple de órganos en Cañada de Gómez

El equipo del hospital San José realizó la práctica a un paciente que manifestó la voluntad de donar sus órganos.

Por Martín Mengarelli

Una ablación múltiple de órganos fue realizada por primera vez por el equipo del Hospital San José de Cañada de Gómez a principios de mayo. La práctica, considerada como “histórica” para la institución se realizó luego de articular gestiones junto al Centro Único de Donación, Ablación e Implante de Órganos (Cudaio) y al Ministerio de Salud, para poder trasladar los mismos y efectuar una eficaz donación de ellos. El donante fue un paciente que manifestó su voluntad de realizar este acto y ante su inminente fallecimiento, el personal del nosocomio comenzó a accionar para poder realizar esta práctica, luego de poner en comunicación a todas las entidades intervinientes y poder llevar a cabo la ablación.

El proceso se considera histórico porque se logró la ablación de tres órganos (el hígado y los dos riñones) más tejido óseo que pudieron ser derivados a otras provincias para realizar transplantes a otras personas que necesitaban un órgano para poder seguir viviendo.

Cabe recordar la importancia y el marco que tiene en esta cuestión, a la ley Justina N° 27447 que dispone que “toda persona capaz mayor de 18 años” es posible donante de órganos o tejidos, salvo que haya dejado constancia expresa de lo contrario. Entonces, antes de hacer una ablación, los médicos deberán corroborar si el donante, en vida, informó su negativa, algo que se puede hacer a través del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai).

La ley señala que “la ablación de órganos y/o tejidos puede realizarse sobre toda persona capaz mayor de 18 años, que no haya dejado constancia expresa de su oposición a que después de su muerte se realice la extracción de sus órganos o tejidos”. Los profesionales a cargo deberán brindar a los familiares o allegados del fallecido presentes en el establecimiento la información necesaria vinculada al proceso de donación. Además, deberá corroborar la ausencia de expresión negativa del causante.

En el caso de lo ocurrido en la ciudad santafesina, la novedad fue comunicada por las autoridades principales del hospital. Su director, Gonzalo Rodríguez, contó como fue ep procedimiento. “A partir del 9 de mayo se hizo la denuncia ante el Incucai sobre un paciente que era pasible para hacer la ablación de órganos. Desde ese momento, a través de su director provincial, Mario Perichón y las coordinadoras, Eliana Sánchez y Cecilia Andrada, junto a todo el equipo del Cudaio, se puso en contacto con nuestro personal de terapia intensiva y de todo el hospital”.

“Logramos que luego de todas las evaluaciones que requiere -continuó el médico-, teniendo en cuenta la ley de ablación y trasplante de órganos, cuando se finalizó el proceso de ablación, pudimos hacer una práctica conjunta y trasladar esos órganos al aeropuerto de la ciudad de Rosario”.

Rodríguez manifestó que “Fue un día histórico para nosotros. Se hizo ablación de hígado, dos riñones y tejido óseo, y eso se distribuyó a todas las provincias, todo contemplado bajo la ley de trasplante. Quiero agradecer el trabajo mancomunado hecho para que se pueda dar. El municipio aportó porque le hemos pedido y también al ministerio, para tener el hospital en las condiciones que hoy tenemos.”

Fue importante la participación de cada sector que nuclea al hospital, siendo los primeros en actuar el equipo de terapia intensiva. Vanesa Verdún, jefa médica de dicho espacio, sostuvo al respecto que “fue un paciente que ingresó con una situación clínica grave, un paro cardiorrespiratorio el día 9 de mayo. En ese momento hubo que sacarlo de esa situación y se pudo estabilizar. Fuimos viendo como respondía del tratamiento, buscamos tratar de despertarlo. Desde ahí se empieza a pensar en la duda por la muerte encefálica. Eso nos hace estar atentos. Lo controlamos desde el jueves y el viernes ya presentaba muerte encefálica, ahí es cuando informamos al Cudaio”.

Verdún explicó que en el momento en que se informa al Cuidaio “empieza la procuración. Es un proceso donde uno trata de sostener la vitalidad de órganos porque era un probable donante. Estamos súper agradecidos, confiaron en nosotros y se pudo dar de forma excelente con todo el grupo de terapia y de todos los servicios que hacen al hospital. El resultado fue de parte de todos. Esto fue vida dentro de una situación tan terrible. Pero poder dar vida a través de sus órganos, es algo por lo que velamos como médicos. Hay que hacer que la gente entienda y explicarlo”.

Donar vida

Además, la doctora sostuvo la importancia de la ley Justina como garante de las prácticas de ablación, gestos de donación y reflexión acerca de la misma. “Recordemos que con la ley cambió todo. Se puede manifestar que no se quiere ser donante, pero si no es así, todos somos donantes. Eso es lo que se le explicó a la familia del paciente. Él había manifestado querer ser donante; ya lo había pensado, y por eso queremos darle esa información a la gente. Es un acto de amor”.

Una vez realizada la ablación, correspondió la tarea del traslado de los órganos para lograr su distribución. Oscar Salomón es el coordinador de movilidad de emergencia y traslado y dejó su testimonio acerca de su participación en la histórica práctica. “En lo que concierne a nuestra área, como coordinador de movilidad, nos tocó la sencilla pero compleja tarea del traslado de órganos hasta el aeropuerto de Rosario. Lo importante son los tiempos de traslado que hay que achicarlos, porque el hígado, que iba a Córdoba, dependía de seis horas desde su salida de aquí. Limábamos los tiempos y ya nos esperaba un piloto. El resto fueron pasados a un vehículo de Cudaio. Quiero resaltar que todo no hubiese sido posible si no hubiese sido por un inmenso acto de amor por parte del donante y de su familia que asintió a la voluntad. Ante el dolor se genera un montón de esperanza de vida. Eso es para rescatar. Esto fue algo muy lindo en el sentido de que nos tocó en Cañada de Gómez, poder dar respuestas y estar a la altura.”

La labor de enfermería también fue significativa, en su representación, el jefe del área en cuestión, Sergio Pedemonte, aportó acerca del trabajo de su equipo y su preparación. “Dentro de la enorme tarea realizada desde temprano del día 9 en que se puso en conocimiento el caso, enfermería estuvo hasta el final, con toda su profesionalidad”, expresó.

Pedemonte también resaltó que “Enfermería tiene la particularidad de brindar cuidado, acompañamiento, sostenimiento y abordaje tanto biológica como humana en la cuestión de contener frente a estas situaciones. Somos parte de un equipo de salud donde nuestra función es eso, y el personal del quirófano se desempeñó con total experticia y profesionalismo, a la altura de la situación, sin haber tenido experiencias previas de esta magnitud. Esto es parte de la solidaridad del ser humano, de brindar amor y de querer continuar con la vida y mejorar la calidad del posible receptor en ese sentido. Muy satisfactorio todo lo que se realizó y apostando a trabajo en equipo”.

Finalmente, la intendenta de la ciudad, Stella Clerici, estuvo presente en la comunicación que otorgó el personal del hospital, y expresó que “es un orgullo de los equipos que trabajan en los distintos sectores del hospital. Destacar el acto de amor, desde quien manifiesta su voluntad y quien a partir desde donde se revierte la situación legal, da la posibilidad a otro de sobrevivir o mejorar su calidad de vida. Insistimos en que toda esta tarea que hacemos desde hace más de 20 años, donde informamos sobre la donación de sangre, de órganos, de medula ósea, lo vamos a seguir haciendo. Es un tema que se trabaja permanentemente con los jóvenes, instituciones, clubes porque en los momentos decisivos tiene que estar la voluntad que si el donante, que a veces no tiene posibilidad de expresarse, tiene que estar la de sus seres queridos, que ven sufrir a alguien pero pueden tener ese gran acto de generosidad y darle una luz a aquellos que serán receptores”.

La intendenta resaltó además “el valor, coraje y la conciencia de los médicos porque son ellos los que tienen que transitar la difícil tarea de explicarles a los familiares del fallecido que están en condiciones de tener ese acto de amor. Muy emocionados y orgullosos del equipo de trabajo que estuvo a la altura. Seguramente se repetirá pero seguimos recalcando que donar es dar vida y un gran acto de amor”.

NOTAS RELACIONADAS
spot_img

MAS VISTAS

Secured By miniOrange